Claves de la segmentación

Un establecimiento para cada ocasión

23/05/2019

El momento de tomarse unas vacaciones y acudir a un hotel o alojamiento turístico puede llevar diferentes connotaciones según el huésped. Las opciones actuales son tan variadas como el tipo de cliente que las reclama.

Cuando se piensa en el momento ideal para vivir unas vacaciones, a cada uno se le presenta una imagen en la cabeza que no tiene por qué parecerse en nada a la que se puede hacer otra persona. Conscientes de esta diversificación y de las múltiples opciones, los hoteles y alojamientos turísticos han aprovechado esta opción para abrirse paso y preparar sus estbalecimientos con estancias lo más personalizadas .

SOLO PARA ADULTOS. Los primeros hoteles solo para adultos surgieron en el Caribe en la década de los 70, fruto del boom de los viajes de luna de miel a Latinoamérica y que popularizó el concepto. Desde entonces, en España han ido ganando peso hasta que en la última década han afianzado su presencia y se han ido asentando.

En cuanto al público interesado por estos alojamientos, no se trata de un único perfil sino que en gran medida viene motivado por las circunstancias. Así pues, si a priori se piensa que se trata en su mayoría de parejas sin hijos, también destaca la demanda de este alojamiento precisamente por lo contrario, parejas con hijos que buscan darse un momento de relajación e intimidad, alejados de los ruidos y del alboroto propio de los más pequeños.

Asimismo, también es habitual encontrar en este tipo de complejos a personas de mayor edad, que buscan en sus vacaciones la calma total; grupos de amigos o, también, viajeros solitarios, que disfrutan de la paz que se respira en el ambiente.

Un establecimiento para cada ocasión

VACACIONES EN FAMILIA. En el punto contrario se encuentran los hoteles y establecimientos turísticos ideados para el disfrute de la familia al completo, especialmente cuando hay niños.

En su mayoría, estos alojamientos se caracterizan por contar con habitaciones grandes, comunicadas entre sí, con servicios de miniclub y de entretenimiento infantil, etc.

En este sentido, España se erige como el destino líder para el turismo familiar europeo, según World Travel Monitor; un segmento de creciente peso ya que el 92% de las familias realiza al menos un viaje al año, con un gasto que se incrementa de manera considerable ejercicio tras ejercicio y unas preferencias claras: sol y playa y, en un 50% de los casos, optan por un hotel.

GAYFRIENDLY. En las islas Canarias son, desde hace años, una tendencia más que consolidada. El turismo LGTB fue el detonante de la irrupción de este tipo de establecimientos que, en líneas generales, busca atraer a sus estancias a esta comunidad, ofreciendo unos servicios específicos para promover la fiesta, la diversión y el turismo desde un punto de vista abierto y tolerante.

PETFRIENDLY. Bebederos, camas o cestas para dormir, comida, un wellcome pack especial, información sobre los mejores sitios para pasear e incluso servicio de guardería son algunas de las opciones que ofrecen los alojamientos enmarcados en la etiqueta petfriendly o, lo que es lo mismo,que acepten a los animales.

Más allá de una moda pasajera, viajar en compañía de la mascota se ha convertido en una opción que cada vez convence a más personas. En este sentido, han aprovechado la opción diversos establecimientos para, además de permitir su estancia en las habitaciones, están poniendo a disposición de los clientes con mascotas la posibilidad de estar en otras estancias.