TUI tiene quiere volver a volar en junio

«A partir de finales de junio, de manera puntual ante el comienzo de las vacaciones estivales, volveremos a volar», dice su presidente.

COLPISA / MADRID

El turoperador alemán TUI, el mayor de Europa, tiene intención de reanudar sus vuelos y operaciones en Mallorca y otros destinos en el sur de Europa en junio. «A partir de finales de junio, de manera puntual ante el comienzo de las vacaciones estivales, volveremos a volar», afirma el presidente del grupo, Fritz Joussen. «Queremos reanudar nuestros vuelos a Baleares y Canarias a mediados o finales de Junio», declara Joussen en el rotativo Rheinische Post. El jefe de TUI asegura que otros destinos turísticos como Austria, Grecia, Chipre, Croacia o Bulgaria estás ya preparados para recibir visitantes y comenzarán la temporada lo más tarde el 1 de julio.

«Va a haber una dinámica de reaperturas porque no existen motivos para mantener un cierre permanente del turismo», señala Joussen. Anterirmente el ministro federal de Exteriores, Heiko Maas, se mostró convencido de que los países de la Unión Europea volverán a abrir sus fronteras a partir del 15 de junio.

La reapertura de la gastronomía en Alemania se está viendo acompañada por nuevos brotes del coronavirus. Siete personas han dado positivo tras visitar un restaurante en la localidad de Leer, en el estado de la Baja Sajonia. La autoridades sanitarias pudieron determinar las personas de contacto de los afectados y ordenar una cuarentena domiciliaria para todas ellas. Al menos 50 personas se han visto afectadas. Se desconoce aún si los clientes y el personal del restaurante respetaron todas las normas de higiene y distanciamiento físico dictadas para evitar la expansión de la pandemia. «Este brote nos hace ver claramente que el coronavirus no ha desaparecido y que puede expandirse de nuevo en cualquier momento», dijo Matthias Groote, jefe del distrito de Laar.

El presidente del Bundestag, el parlamento federal, Wolfgang Schäuble, considera que la epidemia del coronavirus debe ser contemplada también como una oportunidad y supone «una nueva experiencia para la humanidad». Si se sacan las conclusiones correctas la pandemia podría ser aprovechada para un nuevo comienzo, dijo en político conservador alemán a la cadena pública de televisión ARD, en la que subrayó que es el momento de romper estructuras anquilosadas y abordar los retos del futuro, entre ellos el cambio climático, la extinción de las especies y la excesiva y dramática explotación de la tierra.

Schäuble aseguró que la crisis ha demostrado que el sistema político de Alemania funciona bien. En la «inmediata situación de emergencia» todos han puesto su confianza en la canciller federal, Angela Merkel, y se ha conseguido evitar el pánico entre la población, señaló el exministro de Finanzas, quien comentó que también los observadores desde el extranjero han visto que «las cosas no han marchado tan mal en Alemania» ante la pandemia.

El estado alemán no tiene intención de mantener largo tiempo su prevista participación del 20% del capital en la aerolínea germana Lufthansa, a la que inyectará ayudas por valor de hasta 9.000 millones de euros para garantizar su supervivencia ante la crisis del coronavirus. «El estado se retirará lo antes posible para que Lufthansa pueda continuar trabajando sola», afirma el ministro federal de Economía, Peter Altmaier, en declaraciones al diario Saarbrücker Zeitung.

«Lo mismo vale para casos parecidos a los que posiblemente nos veamos enfrentados en el futuro», añade el político conservador, quien defiende la operación de rescate elaborada por el gobierno para Lufthansa frente a críticas de la oposición y subraya que la aerolínea es una empresa sólida que se ve confrontada sin culpa propia con grandes dificultades por el crisis de la pandemia. «Todavía no he escuchado una sola voz partidaria de enviar a Lufthansa y sus empleados a la insolvencia», destaca Altmaier.

Los controles fronterizos dictados por Alemania debido a la crisis del coronavirus han facilitado hasta ahora la detención de 581 personas que eran buscadas por distintos delitos. La policía Federal ha registrado además en los controles unos 130 casos de violación de la legislación sobre armas y 800 casos de tráfico de estupefacientes. Unas 150.000 personas fueron rechazadas también en las fronteras alemanas por no acreditar motivos convincentes que justificaran su ingreso en este país.

Numerosas ciudades alemanas volverán este sábado a registrar protestas autorizadas contra las restricciones dictadas por las autoridades para evitar la expansión de la epidemia de coronavirus. Los organizadores denuncian mayoritariamente el recorte de libertades que sufren los ciudadanos y abarcan todo el espectro político, aunque se han registrado también peticiones de gente que defiende teorías conspirativas o que se manifiesta por motivos religiosos. Las manifestaciones convocadas por organizaciones neonazis y de extrema derecha se verán confrontadas por protestas de grupos antifascistas y antirracistas. Está previsto que la policía despliegue miles de agentes para separar a unos grupos de otros y para velar por el cumplimiento de las normas de higiene y de distancia física entre las personas para evitar contagios.

Alemania ha registrado en las últimas 24 horas un total de 638 nuevos contagios y 42 fallecidos, un repunte diario frente a los 460 contagios y 27 muertos del viernes, que elevan a más de 8.200 las víctimas mortales por la pandemia originada en la ciudad china de Wuhan.

Temas

Verano