Tendencias vacacionales de los viajeros de lujos

18/07/2019

El 83% de estos turistas realiza entre una y cuatro escapadas de este tipo al año, siendo en su mayoría en los meses de verano (40%) y de otoño (26%). El desembolso medio anual oscila entre los 3.400 y los 6.200 euros

El análisis Los Hábitos Vacacionales de los Viajeros de Lujo, elaborado por Condé Nast Johansens, ha realizado un exhaustivo estudio sobre los hábitos vacacionales de este tipo de turista. Entre las conclusiones del análisis, elaborado en base a las opiniones de más de 700 usuarios de 60 países, destaca el desembolso medio anual de este tipo de viajero en transporte, alojamiento y actividades en el destino, cuya inversión oscila entre los 3.400 y los 6.200 euros. Esta cifra supone más de un 500% del gasto medio anual del viajero convencional, que se sitúa en los 1.072 euros.

Además, el 83% de los viajeros invierte este dinero en disfrutar de entre una y cuatro escapadas de lujo al año -de larga estancia, de menor duración y salidas de fin de semana-. Viajes que se realizan, en su mayoría, en verano (40%) y otoño (26%).

A la cabeza de la clasificación de los destinos mundiales más solicitados por el turista de lujo se encuentran Nueva York y Barcelona. Tras ellas, otras ciudades europeas como Roma, Venecia, Florencia, París, Ámsterdam, Viena, Dublín o Copenhague.

Sin embargo, a nivel nacional, además del despunte de Barcelona, otros destinos españoles estrella para disfrutar de una escapada de lujo son Canarias y Baleares, dos mercados que registran niveles muy altos de calidad. Las escapadas urbanas (66%) y en la costa (48%) son, además, las preferidas para unas vacaciones de este tipo.

Según indica el estudio, la mayoría de los viajeros sigue decantándose por un hotel de lujo, calificando como muy importante el tipo de habitación: el 45% declara reservar la máxima categoría disponible, seguido de la habitación básica (28%) y la suite (24%).

Además de las habitaciones, el estudio pone de manifiesto que el viajero de lujo valora la calidad de un hotel en función del servicio, el restaurante, el diseño, el mantenimiento, el spa, los galardones recibidos o las instalaciones deportivas.

También, la cama, el cuarto de baño, el tamaño de la habitación, las vistas, las toallas o la ubicación del dormitorio dentro del hotel son cuestiones fundamentales para estos viajeros.

De los turistas a los que no les gusta alojarse en un hotel durante sus lujosas vacaciones, el 52% prefiere alquilar un apartamento, el 48% una casa de campo y el 41% una villa.

Tendencias vacacionales de los viajeros de lujos

DESPLAZAMIENTOS. Mientras que la mayor parte del presupuesto se destina al alojamiento, los viajeros de lujo, han puesto de relieve que prefieren ahorrar en el tipo de billete de avión. De hecho, el 57% declara viajar en clase turista, el 37% en clase turista superior, el 26% en clase business, el 5% en primera clase y solo el 1% lo hace en jet privado.

Ya en el destino, el medio de transporte preferido para llegar al hotel es el servicio de transporte ofrecido por el mismo (69%), un servicio privado puerta a puerta (28%) y un servicio de helicóptero (7%).

A tener en cuenta

En compañía. Por otro lado, el estudio muestra que el 45% desea realizar su viaje en familia frente al 40% que prefiere hacerlo en pareja; que para el 23% es importante que sus vacaciones les permita disfrutar de actividades al aire libre.

Saludable. Además, el 19% exige que el establecimiento hotelero cuente con spa, centro de bienestar y clases de yoga. La oferta deportiva es importante para el 10% de los usuarios, mientras que para el 7% un aspecto fundamental es que se trate de destinos con sello pet-friendly para poder viajar con sus mascotas.

Buena prensa. El estudio demuestra que, a la hora de planificar la escapada, el viajero de lujo es especialmente exigente con la oferta gastronómica y vinícola y con la buena localización. El número de estrellas del hotel y los galardones que haya conseguido; así como la reputación del mismo son otros de los elementos a tener en cuenta.