Rutas de senderismo para conocer las islas Canarias a pie

27/06/2019

El archipiélago tiene parajes naturales que invita a conocerlo a golpe de zapatilla, por sus senderos de interior y por su costa. Canarias cuenta con redes de caminos de diferentes niveles de dificultad y pensados para familias, aficionados y amantes de este deporte.

Las islas Canarias cuentan con un clima, una orografía y unos parajes naturales que invitan a conocerlas desde dentro, en un paseo por las redes de senderos del archipiélago. A pie es una de las maneras de descubrir Canarias desde las entrañas de su naturaleza y la favorita para los aficionados al deporte, ya que es la mejor opción para disfrutar de las vistas, los paisajes y los entornos que esconden las islas en sus valles y barrancos.

La naturaleza se muestra en todo su esplendor en el interior de Gran Canaria, conocida como el continente en miniatura. Las redes de senderos de la isla ofrecen la posibilidad de recorrerla desde diferentes perspectivas, con rutas populares para los amantes del senderismo como la circular de seis kilómetros por Veneguera, de Cogolla a Barranco Loseco, o una alternativa para realizar con toda la familia por el interior de la Caldera de Bandama, o por las presas grancanarias con el sendero que recorre los canales del agua desde la presa Salto del Perro a Las Niñas.

También en Tenerife la naturaleza, sus montañas, malpaíses y sus parajes peculiares son un atractivo y una llamada a ponerse las zapatillas, con una red de senderos que muestra los mejores rincones de la isla.

Con el pico más alto de Europa como atractivo principal, la ruta del parque nacional del Teide es una de las rutas favoritas por residentes y turistas, con miradores a más de 3.500 metros de altura como el de La Fortaleza o el Pico Viejo. Sin embargo no es el único sendero para visitar, ya que Tenerife cuenta con varias rutas como la del Barranco de Masca, o el sendero que recorre el Paisaje Lunar en Vilaflor, el parque rural de Anaga con sus verdes senderos, o la ruta por el malpaís de Güímar.

Lanzarote, con sus paisajes volcánicos, ofrece los contrastes más sorprendentes para los amantes de este deporte.
Lanzarote, con sus paisajes volcánicos, ofrece los contrastes más sorprendentes para los amantes de este deporte.

Lanzarote es una de las islas más sorprendente en contrastes, ya que su naturaleza pasa del negro volcánico al verde intenso en apenas unos kilómetros. Para conocer todos los secretos de esta isla, la mejor alternativa es elegir las rutas predeterminadas por sus senderos naturales como el antiguo Camino de los Gracioseros, la Mancha Blanca a Caldera Blanca, de Yé al volcán de La Corona, o la ruta desde Costa Teguise a Charco del Palo.

También para los días de calor, el mar se ofrece desde su mejor ángulo con la ruta por Los Charcones y las Salinas de Janubio, o Tiagua a Caleta de Famara, o Femés a playa de Papagayo.

La gran superficie de Fuerteventura ofrece una red de senderos con todas las posibilidades paisajísticas para adentrarse en el corazón de la isla majorera. Desde los volcanes a las playas, las rutas más populares de Fuerteventura permiten recorrer la Caldera de Gairia, la montaña de El Cardón hacia El Tanquito, por la cadena montañosa de Antigua a Betancuria de Morro Velosa a Janana o dar un paseo y acabar en la playa con la ruta Lajares-El Cotillo-Playa del Águila.

Además, también es posible visitar a pie los acantilados de Tindaya, el volcán de la Arena, el barranco de Las Peñitas o los volcanes de Corralejo, que son algunos de los itinerarios favoritos para los senderistas.

El trekking más verde

Los Tilos. La isla de La Palma es una de las mejores localizaciones para disfrutar del senderismo, con un corazón verde vestido de laurisilva y frondosos bosques, que impresionan y le otorgaron la denominación especial de Reserva de la Biosfera de la UNESCO. Con cerca de 1.000 kilómetros de senderos, La Palma se abre a conocerla desde el interior con rutas por el bosque de Los Tilos por el sendero ‘El espigón atravesado’, la del Cubo de la Galga, del Roque de los Muchachos a Pico de la Cruz, o desde la aldea de Las Tricias al poblado de Cuevas de Buracas con su bosque de dragos.

Miradores. El Hierro es el lugar ideal para caminar y conocer los múltiples miradores con vistas a la inmensidad del Atlántico. Para los aficionados al senderismo, la ruta del camino de La Llanía es una buena alternativa para recorrer con toda la familia, mientras los que buscan contrastes y paisajes tienen en los desniveles del Camino de Jinama la mejor opción para ver la isla con otros ojos.

Bicicleta. La Gomera cuenta con 59 senderos y 7 rutas cicloturistas, una red por los espacios naturales de la isla donde es posible observar aves, adentrarse en frondosos bosques de laurisilva y disfrutar de la geografía insular desde dentro. La ruta más verde es la ofrecida por el Parque Nacional del Garajonay, una joya botánica con 13 kilómetros de recorrido, a la que se suma otras rutas como la de Chipude a Vallehermoso, o de Vallehermoso a Garajonay.