Borrar
Imagen de la zona turística de Maspalomas, en Gran Canaria. C7.
La ocupación turística de Gran Canaria se queda en el 6%

La ocupación turística de Gran Canaria se queda en el 6%

Apenas un 25% de las plantas hotelera y extrahotelera de la isla se encuentran abiertas con una ocupación media del 20%

EFE

Maspalomas

Martes, 20 de octubre 2020, 17:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los establecimientos turísticos de Gran Canaria solo registran un 6% de ocupación, según ha afirmado el presidente de la FEHT, José María Mañaricúa en la reunión celebrada junto a Cabildo, Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, empresarios y sindicatos.

En Gran Canaria hay en torno a un 25% de la planta hotelera y extrahotelera abierta, y está a un 20% de ocupación, lo que supone que la ocupación real no supera el 6% del total.

Las palabras del presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas, a juicio de la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Concepción Narváez, «son escalofriantes» y «ponen los pelos de punta» porque «el motor económico de Gran Canaria, el turismo, está ahora mismo parado».

El encuentro busca soluciones a los problemas actuales del sector turístico en la isla, que se enfrenta a su vez a la crisis migratoria y la crisis económica y social producida por la covid-19, para lo que se creará una Mesa de Trabajo conjunta de periodicidad mensual.

Narváez ha reclamado «un plan especial de recuperación económica para Gran Canaria y de forma especial para San Bartolomé de Tirajana», porque el municipio vive del turismo y «no hay más mecanismos económicos para paliar la crisis».

La crisis económica, sanitaria y de migración, ha indicado la regidora, lleva a la «necesidad urgente de recuperarnos económicamente» además de «medidas para la crisis de migración» que resuelva la situación de «800 personas hacinadas en el muelle de Arguineguín».

Es «fundamental» que «el mensaje llegue», en este caso al Gobierno de España« en lo relativo a la crisis migratoria porque hay »medidas para mejorar« como el »sistema de vigilancia SIVE, que está fallando«.

Del mismo modo, ha resaltado que «esta reunión no será la única sino que serán encuentros periódicos para trabajar de forma conjunta y coordinada».

La misma idea ha resaltado el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, que ha refrendado «el apoyo al Ayuntamiento, trabajadores y empresarios en esta crisis de un sector» que es «fundamental».

En este sentido ha exigido que se lleven a término las iniciativas planteadas para reactivar el sector turístico y reclamar a Europa y España políticas activas en la crisis migratoria, que producen «la quiebra de derechos humanos y alarma social, porque está siendo utilizada por sectores reaccionarios».

Recuperar la actividad turística «es una prioridad», por lo que trabajan desde la Corporación en el «plan de inversiones del Consorcio de Maspalomas y avanzando a propuestas alternativas de modernización del sector».

Aunque es «un momento complicado para los presupuestos», hay que «diseñar prioridades y el sector turístico lo es».

Morales ha exigido «la implantación urgente de un corredor sanitario con test PCR en origen y destino», una propuesta que «no termina de activarse».

Del mismo modo cree en la «creación de nuevos nichos de empleo ante nuevos retos de renovación del sector turístico».

En lo relativo a la crisis migratoria ha reiterado que «Europa tiene una estrategia clara de impedir que las personas lleguen al continente» porque «no es casualidad lo que está sucediendo en Canarias», y no será «un espacio cárcel sin posibilidad de salida para los migrantes».

Gran Canaria «no será una isla cárcel» por lo que exige la puesta en marcha de derivaciones de estas personas a la Península, donde hay un «60% de plazas disponibles».

«No se puede seguir improvisando», ha dicho Morales, más aún cuando «existen instalaciones militares adecuadas en la isla y en el archipiélago».

En esta línea ha pedido «un mando único que tome medidas, con políticas activas de coordinación, contra la pobreza y desigualdad» y que se trabaje con diplomacia «con los países de origen» y contra las mafias, algo en lo que «Europa y España tiene que intervenir».

Los representantes sindicales, el secretario general de federación de servicios de CCOO Ignacio López y el responsable de Hostelería y Turismo en UGT, Paco González, han declarado su «gran preocupación» por el «después», ya que aunque los ERTEs son «una buena solución, es solo temporal».

Piden «estabilidad de empleo futura» porque de las propuestas planteadas en abril «no se ha ejecutado nada», ha señalado González.

«Un 40% o más de las pequeñas empresas podrían verse abocadas a la extinción y a la desgracia de sus trabajadores».

Para el representante de CCOO la recuperación de la actividad turística «es fundamental» y «no llegará mañana» por lo que es necesario que los trabajadores tengan «unos planes de formación para la diversificación en otros sectores de trabajo a futuro» y para aplacar la crisis.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios