Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
La Mesa del Turismo prevé un trimestre histórico, con altas ocupaciones en Semana Santa

La Mesa del Turismo prevé un trimestre histórico, con altas ocupaciones en Semana Santa

EFE

Madrid.

Martes, 5 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Mesa del Turismo prevé que este primer trimestre de 2024 será probablemente el mejor de la historia del turismo español, al caer este año en marzo la Semana Santa, durante la cual, se espera un alto nivel de ocupación hotelera, según su presidente, Juan Molas. Aunque en estos momentos «no podemos dar cifras exactas, ya que están cambiando día a día», las ventas tanto del turismo receptivo como del emisor «están funcionando en porcentajes muy elocuentes» sobre todo en destinos urbanos, ha añadido Molas en la presentación de un estudio de coyuntura multisegmento elaborado por la Mesa del Turismo en colaboración con ObservaTUR.

En ciudades tradicionales de turismo religioso como Valladolid, Zamora, Palencia, Burgos, León, Sevilla o Córdoba, y en capitales turísticas como Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, San Sebastián o Bilbao, que son las que ha sondeado la Mesa, se prevé una ocupación media en hoteles de alrededor de un 70 % durante toda la semana (del domingo al domingo).

La estimación eleva esta cifra hasta rozar un 90 % para los días centrales de este período vacacional (entre el Jueves Santo y el domingo), ha agregado Molas.

El turismo urbano será el protagonista en esta Semana Santa, ya que, al caer este año el período festivo a finales de marzo, mes en el que la previsión climatológica no es la misma que en abril, el turismo de sol y playa tiene «poca influencia», ha explicado.

Perspectivas para 2024

Tras un 2023 que ha marcado la consolidación de la recuperación de la pandemia, el estudio presentado hoy corrobora la buena marcha de la actividad turística en todos sus subsectores, en algunos de ellos con cifras históricas, y confirma unas expectativas favorables para 2024, aunque «alerta del exceso de euforia que domina el clima de opinión».

Si se repitieran los resultados de 2023 «sería un gran éxito» y sobre todo si mejoran los de meses anteriores y posteriores a la temporada alta, ha apuntado Molas, que prevé que el mercado alemán, que en 2023 se quedó un poco por debajo de 2019, iguale o sobrepase este año las cifras prepandemia.

Ha destacado el crecimiento del mercado suizo, norteamericano o portugués, con lo cual hay también alternativas a los emisores tradicionales. «Quizá pensar que siempre iremos creciendo en todos los mercados es muy difícil», ha dicho.

«Hemos de buscar una capacidad de poder redistribuir las temporadas y procurar que el invierno, fundamentalmente los meses de enero, febrero y marzo e incluso parte de abril y los de octubre, noviembre y diciembre también sean altas y no medias».

Esta redistribución «quizás debería ir dirigida a zonas donde es absolutamente imprescindible potenciar el turismo porque no hay otra alternativa económica, lo estamos viendo lamentablemente en zonas como Castilla y León, en parte de Castilla La Mancha o Extremadura».

Desafíos

Entre los factores que preocupan al sector, Molas ha mencionado la situación geopolítica internacional, aunque «la humanidad se acostumbra a todo», o «esta incierta inestabilidad política que hay en España».

Aunque no afecta directamente al negocio, a su juicio, «sería conveniente que los temas que no son de gestión puramente política, sino de disputas o escándalos, fueran remitiendo y que, de una vez por todas, encaucemos el país hacia los destinos que tiene que tener».

También la sequía es preocupante, pero en unas zonas concretas, por lo que «tampoco hay que extenderlo ni hacer una llamada de alarma general porque preocupa la zona del norte de Cataluña (Costa Brava), Sevilla, Málaga y parte de Córdoba», pero otras de momento no.

Es competencia del Gobierno central y hay que pensar en soluciones definitivas a medio y largo plazo, «no ya para la temporada que está al caer». La política hídrica va a ser uno de los temas fundamentales dentro de la política turística, ha añadido.

Asimismo, es necesario actualizar el programa de turismo social del Imserso, para adaptarlo a la realidad actual porque es «fundamental para el turismo», al permitir desestacionalizarlo y al contar, de acuerdo con las estimaciones de la Mesa, con cuatro millones de turistas potenciales.

Molas ha criticado la «incapacidad» de los últimos ministros y directores generales del Imserso para renovar el programa y que está en su «desconocimiento» del tema. Ha habido en algunos casos «buena voluntad pero falta de decisión» y, además, en una situación política como la actual, donde los problemas del día a día quedan aparcados «porque hay fuegos que a pagar que no tiene nada que ver con la dirección general del Estado y la problemática que nos ocupa, es «muy complicado». La Mesa reclama un cambio absoluto del programa porque habrá actores, especialmente hoteles, que dejen de participar, ya que «no se puede aguantar más los precios actuales».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios