Los más pequeños disfrutan a remojo

27/06/2019

Toboganes, piscinas, pistolas de agua... los parques acuáticos se alzan como la opción ideal para disfrutar de la época estival con niños y adolescentes, con el agua como protagonista.

En verano, con el tiempo libre y las vacaciones escolares de los más pequeños, buscar planes para toda la familia es una de las grandes tareas que tienen que afrontar los padres. Por esta razón, los parques acuáticos son, desde siempre, uno de los mejores escenarios para que los niños y niñas lo pasen en grande,

Y es que, si hay un gran protagonista en la época estival, ese es el agua, ya sea de la piscina o de la playa. A los más pequeños de la casa les suele encantar, pasando jornadas interminables a remojo hasta que cae la tarde y hay que invitarlos a finalizar el día.

Así pues, un parque acuático es una idea genial para que ellos descarguen adrenalina, pasen una jornada diferente o socialicen con otros niños, mientras que sus padres pueden relajarse, sin perderlos de vista, desde la hamaca.

Eso sí, para que la visita sea lo más satisfactoria para todos, es importante tener en cuenta algunos aspectos fundamentales como: renovar la protección solar, mantener a los niños hidratados, usar elementos flotantes si no saben nadar y estar siempre bajo la supervisión de los adultos.

En Canarias, la propuesta se expande por varias islas. En Gran Canaria, el parque acuático que cuenta con mayor recorrido es Aqualand Maspalomas, situado en la zona más turística de San Bartolomé de Tirajana. Por otro lado, en la zona de Mogán se encuentra Lago Taurito, que cuenta con la particularidad de ser un circuito de agua salada, con gran variedad de atracciones y toboganes.

Además, para el verano de 2020, Gran Canaria estrenará otra nueva atracción turística a su oferta de parques acuáticos, con el Siam Park.

En este sentido, en Tenerife, el Siam Park es el referente de los parques acuáticos de las islas y, además, está considerado como el mejor de Europa, según la plataforma alemana Travelcircus.

En la zona de Puerto de la Cruz de la isla tinerfeña también se puede disfrutar de Lago Martíanez, una zona de ocio y entretenimiento formada por siete piscinas artificiales de agua de mar y un gran lago .

En la isla de Lanzarote, dos son las opciones de diversión acuática para los más pequeños. Por un lado, en Costa Teguise, Aquapark, que durante el verano ofrece la opción de campamento o de celebrar cumpleaños infantiles. Por otro lado, en Playa Blanca se sitúa Aqualava, que destaca por la calidad, modernidad y sostenibilidad de sus instalaciones.

La propuesta en Fuerteventura es Acua Water Park, ubicado en Corralejo, con más de 25.000 metros cuadrados de diversión sin límite y 14 atracciones aptas para todos los públicos.

Los parques acuáticos han sido, desde siempre, una de las atracciones turísticas preferidas por los niños y niñas.
Los parques acuáticos han sido, desde siempre, una de las atracciones turísticas preferidas por los niños y niñas.
Siempre con crema solar

Protección. Un parque acuático cuenta con tantas atracciones para los más pequeños que estos irán de una a otra constantemente y no tendrán tiempo para nada más. Por eso, es importante que los padres estén pendientes de su protección solar, ya que será la clave para que no se quemen. De ahí que media hora antes de salir de casa haya que aplicársela. Luego, una vez en el recinto, hay que hacer lo propio cada dos o tres horas. También, es importante llevar calzado de agua apropiado.