La isla atrae peninsulares de más poder adquisitivo

18/01/2018

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, considera un acierto acudir a Fitur bajo el paraguas de Canarias y destaca el aumento del gasto diario medio del turista español, de 131 a 145 euros de 2015 a 2017.

Gran Canaria acude a Fitur 2018 tras recibir en 2017 a 4,5 millones de turistas, lograr que el gasto medio de los peninsulares subiera en 9 euros al día y liderar el crecimiento de cruceristas en las islas con una variación interanual del 79,53%, entre otros indicadores positivos. Y lo hace dentro del pabellón de Canarias, «sin trato discriminatorio ni desequilibrios en la ocupación del espacio o en la promoción del destino».

Así lo asegura el presidente del Cabildo, Antonio Morales, a quien que no le cabe duda de que regresar al paraguas común del archipiélago desde 2016, después de que la isla fuera por separado en las últimas ediciones del mandato anterior, ha sido un acierto. «Nuestro lugar cumple con las expectativas de la isla y los resultados son extraordinariamente favorables», mantiene, subrayando que «si se produjera cualquier discriminación actuaríamos en consecuencia».

Sobre la decisión de los municipios turísticos de contar con un estand propio en Madrid, Morales prefiere no hacer valoraciones y sí «llamar a la sensatez y al diálogo porque en materia de turismo, cuanto más consenso, mejor».

En la tercera feria turística a nivel internacional, Gran Canaria presumirá de mantener las cifras de visitantes alemanes y escandinavos, mejorar las de británicos e incrementar las de peninsulares desde los 471.300 que vinieron en 2015 a los 514.699 que llegaron en los primeros 11 meses de 2017, aún a tiempo de volver a batir el récord histórico logrado en 2016 al recibir a 551.449 españoles.

Aunque al comparar el periodo de enero a noviembre de 2016 y 2017, el turismo peninsular registra una leve caída de 3.000 personas, Morales destaca el incremento de 9 euros experimentado en su gasto medio diario, que se elevó de 131 euros en 2015 a 136 en 2016 y 145 en 2017. De enero a septiembre el turismo nacional representó casi el 10% del gasto en la isla, en torno a 358 millones de euros, pese a que su estancia media es de 7,5 noches, frente a las 10,5 de media.

Para el presidente del Cabildo, el mercado «está dando respuesta al incremento de la demanda», en parte con el alquiler vacacional y en parte con la rehabilitación. Defensor de no urbanizar ni un metro cuadrado más para uso turístico, Morales afirma que la isla tiene «suelo urbano suficiente para acoger la demanda actual» de más camas. Si no se han construido, agrega, es «por la Ley Turística, que es discriminatoria para Gran Canaria, porque no se utiliza el suelo calificado y por enfrentamientos entre los grupos empresariales del sector».

En cuanto al Oasis de Maspalomas y la renovación del hotel de la cadena Riu en este hito paisajístico, Morales se congratula de que «las dificultades entre dos grupos empresariales han finalizado» y de que el nuevo proyecto para ese edificio se limite ahora a su rehabilitación para volver a ser de cinco estrellas.