Gran Canaria tendrá este invierno más de 400.000 plazas con el Reino Unido

CANARIAS7

El destino turístico de Gran Canaria contará esta temporada de invierno con 417.129 plazas regulares procedentes del Reino Unido. Esto supone un hito en la conectividad de la isla, con un incremento del 31,8% respecto a los mismos meses del periodo 2019-2020, y una de las principales bazas de la marca turística insular para recuperar los indicadores de 2019.

Tanto el incremento de la conectividad y las facilidades de desplazamiento del cliente británico, con nuevas rutas desde Newcastle, London Gatwick y Glasgow, junto a la renovación y mejora del destino, fueron parte importante de los argumentos que se presentaron ayer para el «prudente optimismo» mostrado por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el consejero de Turismo, Carlos Álamo, al frente de la delegación Gran Canaria en la World Travel Market de Londres de cara a la temporada de invierno.

Ambos confían en poder «igualar y se es posible superar» el volumen de negocio anterior a la pandemia, con un volumen de visitantes cifrado en 771.000 clientes británicos. El acumulado del año, durante los ocho primeros meses, arroja la presencia en la isla de 580.856 clientes hasta septiembre, informó el Cabildo en nota de prensa.

«A pesar de la incertidumbre que se vive en el continente europeo, los datos turísticos de Gran Canaria son positivos. Todo apunta a que, con una reserva de más de un 20% para los meses de invierno podamos llegar a las cifras de 2019. Es decir, de antes de la pandemia», expuso el presidente de Gran Canaria. «En estos momentos, a pesar de que ha habido un retroceso en la llegada del turismo alemán y nórdico, el turismo británico ocupa el primer lugar en la llegada de turistas a las islas. Y para eso se ha incrementado el número de conexiones aéreas con Reino Unido. Eso también implica que ha habido un aumento en el conjunto de Europa y que el turismo danés, neerlandés, francés, austriaco y belga se fije también en esta isla», añadió Morales.

El consejero de Turismo de Gran Canaria, Carlos Álamo, también se mostró optimista con los ritmos de la recuperación del sector, a pesar de un inicio del año complejo por la cercanía con el conflicto de Ucrania de nórdicos y alemanes. «Esto se ha ido corrigiendo desde abril y venimos de un agosto y un septiembre con resultados por encima de lo recibido en 2019. Tenemos un destino mejorado y el británico no va a prescindir de unas vacaciones que entienden como imprescindibles por lo que todo apunta que el reto de igualar 2019, uno de los mejores años en la serie histórica, es más que posible y esto suponga no sólo la recuperación de un sector dañado durante la pandemia, sino que volvemos a ser líderes en Europa» manifestó Álamo.

El mercado británico se ha posicionado como el más importante según establece el acumulado hasta finalizar el mes de septiembre con 580.586 clientes. Se trata de un hecho histórico, aunque se espera que el mercado alemán repunte en invierno como hace habitualmente para acabar por encima. En septiembre llegaron un 2% más de británicos que en 2019. En el acumulado se sigue un 4,5% por debajo.