El Gobierno eleva a 800 millones las ayudas por Thomas Cook

11/10/2019

El Gobierno ha aprobado medidas urgentes para minimizar el impacto de la quiebra de Thomas Cook, valoradas en 800 millones de euros, 500 millones más que las anunciadas inicialmente y que corresponden a una línea de crédito para financiar proyectos que contribuyan a mejorar la competitividad.

El consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto-ley por el que se adoptan actuaciones con las que se pretende no sólo paliar los efectos de la insolvencia del turoperador británico, sino también fortalecer la competitividad del sector turístico español y su adaptación a las nuevas tendencias globales del mercado.

A la línea de crédito de hasta 200 millones de euros, a través del el Instituto de Crédito Oficial (ICO), destinada a atender las necesidades financieras de los afectados, anunciada anteriormente, se suma ahora otra, de hasta 500 millones, que tendrá por objeto apoyar financieramente los proyectos que desarrollen las empresas turísticas orientados a la adaptación y mejora de la competitividad, en especial aquellos que contengan actuaciones de digitalización, innovación y modernización de los servicios.

La ejecución de esta última iniciativa se canalizará con cargo al Fondo Financiero del Estado para la Competitividad Turística, FOCIT, (antes Fondo Financiero del Estado para la Modernización de Infraestructuras Turísticas), adscrito a la Secretaría de Estado de Turismo, y su administración financiera será llevada a cabo por el ICO.

Además, Canarias y Baleares recibirán subvenciones directas por importes de 15 millones y 8 millones de euros, respectivamente, con el objetivo de recuperar la pérdida de conectividad, consolidar la diversificación y mejorar el destino.

En materia de empleo, se amplían las bonificaciones a la Seguridad Social en contratos fijos discontinuos a los meses de octubre y diciembre de 2019 y febrero y marzo de 2020.

Adicionalmente, se destinarán cerca de 1,5 millones de euros a Segittur, sociedad dependiente de Industria, con el fin de apoyar la transformación hacia destinos turísticos inteligentes.

También la Secretaría de Estado de Turismo, en colaboración con el Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas, establecerá medidas generales de información a las empresas que afronten la recuperación de deudas en el marco de procedimientos de insolvencia de empresas de Thomas Cook.

Por otro lado, desde cuando se supo que el Ejecutivo británico no iba a rescatar al turoperador, el Gobierno ha estado estudiando medidas que pueda tomar "en términos de justicia" para pleitear en favor de los intereses que se han visto lesionados.

Estas actuaciones constituyen el necesario complemento de las ya adoptadas por los órganos competentes en materia de aeropuertos y transporte aéreo, dirigidas a asegurar la conectividad aérea con los territorios más afectados.

En este sentido, Aena exonerará a las aerolíneas del 100 % de la tarifa de pasajero en los asientos adicionales en vuelos internacionales que operen en la temporada de invierno (27 de octubre de 2019 a 28 de marzo de 2020), con respecto a los programados el 31 de agosto de 2019.

Esto será aplicable para Canarias y Baleares y supone una rebaja del 38 % respecto a la tarifa total de aterrizaje y despegue (coste de escala).

Asimismo, se reducirán en más del 12 % las tarifas de ruta de Enaire a partir del próximo 1 de enero, en todos los aeropuertos gestionados por Aena, lo que contribuirá a la captación de nuevas compañías aéreas.

Desde el PP consideran insuficientes y tardías las ayudas aprobadas este viernes y proponen rebajar un 50 % las tarifas aeroportuarias y extender la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social a todos los trabajadores afectados.

La patronal hotelera Ashotel pide a Aena "un último esfuerzo" para que rebaje las tasas aeroportuarias y entiende que el periodo de aplicación debería ser, como muy tarde, desde el 1 de noviembre hasta fin de temporada de verano 2020 (31 octubre), y debería aplicarse a las compañías chárter y a las regulares, tanto nacionales como internacionales.

Por su parte, el presidente de Canarias, Víctor Ángel Torres, ha manifestado su satisfacción por la celeridad con la que ha actuado el Gobierno, y cree que se han tomando "las decisiones correctas".

Ahora mismo, no hay "ningún hotel" en Canarias que haya cerrado en la temporada alta de las islas, mientras que entre un 60 % y un 70 % de las plazas aéreas dejadas por Thomas Cook han sido ya cubiertas por otras aerolíneas. EFE

kot/iqr