Economía

El empleo turístico, en máximos históricos pese a la caída del sector

22/10/2018

Canarias alcanza la histórica cifra de 152.000 afiliados en la hostelería y las agencias de viaje en septiembre, un 2,1% más interanual. Los sindicatos denuncian que el incremento de los contratos con jornadas parciales «infla» las estadísticas pero se acentúa «el empobrecimiento de los trabajadores»

La desaceleración turística en la que ha entrado el destino canario no ha impedido que el empleo en el sector siga creciendo. La cifra de trabajadores dados de alta en la Seguridad Social en actividades vinculadas al sector turístico en Canarias creció un 2,1% en septiembre, hasta rozarse los 152.000 cotizantes, la cifra más alta para un mes de septiembre de la serie histórica de Turespaña. Pero los sindicatos cuestionan la calidad del empleo que se está generando.

El aumento de los ocupados en la hostelería en las agencias de viaje y los turoperadores que operan en las islas se mantiene en este 2018 pese a la caída de los turistas: en septiembre la llegada de viajeros en vuelos internacionales se redujo un 5,2%, y en el acumulado del año, el descenso del turismo internacional se sitúa en el 3%.

En concreto, en septiembre se contabilizaron 135.027 asalariados en estas actividades turísticas, un 2,3% más interanual; y 16.925 autónomos, un 0,7% más, según los datos del Instituto de Estudios Turísticos dependiente de Turespaña.

Pero los sindicatos advierten que detrás de las grandes cifras positivas se esconde una «realidad en la que crece el empleo precario». «Estamos detectando un alto porcentaje de contratos a jornada parcial, y un importante volumen de empleos con una duración muy corta, de días, pero que cuentan como afiliaciones a la Seguridad Social», afirma Ignacio López, secretario de la Federación de Servicios de CC OO en Canarias.

«Se firman muchos contratos temporales a tiempo parcial, de cuatro, cinco o seis horas, pero en muchos casos, las empresas sobrecargan a esos empleados con la intención de que realicen el mismo trabajo que antes cubrían los contratados a jornada completa, y por supuesto, sus salarios son menores», añade López. El resultado, advierte el representante sindical, «es el empobrecimiento de los trabajadores». «La sobrecarga lleva en muchos casos a los empleados a alargar la jornada más allá de las horas contratadas y sin remuneración extra alguna, sobre todo en aquellas empresas donde la representación sindical es débil», asevera el responsable de Servicios de CC OO.

«En general, la percepción de los trabajadores es que se mantiene una alta carga de trabajo, y que las plantillas siguen estando sumamente ajustadas. Cuando hay imprevistos como bajas justificadas, nos encontramos con problemas gordos porque esas ausencias no se cubren, y la responsabilidad recae en el resto de la plantilla», añade.

Uno de cada tres nuevos contratos firmados en septiembre –el 33% de los 76.815 registrados– estaba vinculado al turismo: ese mes se contabilizaron concretamente 25.861 contrataciones en la hostelería canaria, 500 más que un año antes, lo que representa un incremento de un 2,04% interanual, según los datos del Observatorio Canario de Empleo (Obecan).

Pero del total de contrataciones, 15.619 tuvieron una duración de menos de una semana. Esta modalidad efímera de relación laboral aumentó así un 10,5% respecto a septiembre del pasado año (1.484 contratos más), según confirma la estadística.

Además, estos contratos de seis o menos días de duración representaron el 20% del total de los firmados. Y de los casi 77.000 contratos suscritos en septiembre, el 42%, es decir, más de 32.000, contemplaban una jornada laboral parcial.