Crece la tensión turística por el ‘brexit’

11/01/2019

Los hoteleros canarios reconocen su preocupación ante el riesgo de que la salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo provoque restricciones aéreas y en la movilidad de los turistas. El destino debe «insistir en la renovación» para mantener la competitividad

La preocupación en el sector turístico canario se acrecienta a medida que aumenta la posibilidad de que Reino Unido rompa con la Unión Europea a las malas, es decir, sin un acuerdo que garantice cuestiones fundamentales como el tránsito aéreo en el viejo continente, vital para el sostenimiento del destino.

Las sectoriales empresariales de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife coinciden en que la escalada de la tensión política en Reino Unido eleva las incógnitas sobre el impacto del brexit en el primer mercado emisor de turistas hacia Canarias. Pero sí tienen claro que en el caso de que el Parlamento británico tumbe el pacto del brexit alcanzado por la primera ministra británica, Theresa May, con Bruselas, las consecuencias para el principal motor económico de las islas serían mucho más palpables que si la salida fuera negociada.

Destinos más baratos

Una de las consecuencias más probables es que se acentúe la pérdida de valor de la libra frente al euro y eso haga que los británicos reduzcan su estancia en Canarias y opten por destinos más baratos. Estudios como el presentado por Euromonitor en la última feria turística de Londres World Travel Market advierten de que un brexit sin acuerdo podría significar una devaluación de la libra esterlina del 10%.

En este escenario, el destino canario «lo único que puede hacer es incidir en mejorar su oferta, dotándolo de mayor valor añadido, para mantener su competitividad frente a otros destinos que se convertirán en una opción más barata, lo que se notará sobre todo en verano, cuando el abanico de alternativas turísticas se abre», augura Jorge Marichal, presidente de Ashotel, la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

«El destino canario ya está bastante renovado. En los últimos cuatro años se han invertido 1.400 millones de euros en la renovación y modernización de complejos turísticos y en nuevos productos. Los ingleses ya conocen el destino, y se está desarrollando una promoción adecuada a sus requerimientos», enumera Marichal refiriéndose a los deberes que se han hecho en el sector turístico para afrontar la ruptura de Reino Unido con la Unión Europea, prevista el 29 de marzo de este año.

Restricciones al tráfico aéreo

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, José María Mañaricua, recuerda que sigue sin despejarse una de las principales fuentes de preocupación para Canarias: «El riesgo de que un brexit duro provoque restricciones en el tráfico aéreo, lo que dificultaría la movilidad de los turistas».

Abandonar el Mercado Único de Aviación de la Unión Europea en marzo próximo sin un acuerdo de reemplazo «privaría a la mayoría de las aerolíneas del Reino Unido de sus licencias de operación para los 27 países, según un informe que maneja el gobierno de Theresa May. Un brexit sin acuerdo afectaría además a las rutas con terceros países que han sido acordadas con la UE.

«Si no hay arreglos alternativos al mercado único, los aviones no podrían volar», ha alertado el economista jefe del Instituto de Asuntos Económicos del Reino Unido.

Prórroga

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (Iata), reconoció este jueves la posibilidad de que los planes de contingencia de Bruselas para un brexit sin acuerdo no sean suficientes para evitar la interrupción de vuelos. Bruselas ha propuesto garantizar durante doce meses la prestación de determinados servicios aéreos entre Reino Unido y la UE, así como prorrogar nueve meses la validez de algunas licencias en materia de seguridad aérea. Pero en caso de que no haya acuerdo, los vuelos tendrían que comenzar a ajustarse o incluso cancelarse una vez que el tráfico haya alcanzado el techo de 2018 en el que se basaron las medidas, dijo.

Y precisamente este jueves se reunió la en Madrid la Mesa del Turismo con la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, para abordar los desafíos del brexit. Los empresarios turísticos, entre los que se encontraban Santiago de Armas, presidente de IFA y consejero del grupo Lopesan, recalcaron que «para la industria turística española será vital que se consiga una aplicación menos restrictiva de la ley para garantizar la movilidad aérea».