El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. / EFE

La recuperación del empleo se consolida en julio a pesar de las restricciones

El Ministerio de Seguridad Social anticipa 150.000 trabajadores más a final de julio, mientras que los afectados por ERTE caen hasta los 361.000 en la primera quincena del mes

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

«No hay efecto 'contagio'». Así de claro se ha mostrado esta mañana el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, al explicar cómo la recuperación del mercado laboral en julio -el mes más potente en términos de empleo para la economía española- no se está viendo afectada por las restricciones que varias comunidades autónomas están aplicando por los efectos de la variante delta y el incremento de los contagios. «El mercado se recupera incluso coexistiendo con las restricciones que se imponen en cada momento», ha indicado Escrivá a la hora de presentar las estimaciones de empleo para julio con los datos disponibles hasta medidados de mes.

Las previsiones del Ejecutivo pasan por que a finales de mes haya 151.290 trabajadores más de los que se contabilizaron cuando finalizó junio. Eso sí, en términos desestacionalizado serán «unos 45.000 o 50.000», ha matizado Escrivá. En cualquier caso, España alcanzará los 19,4 millones de cotizantes, «superando el nivel de empleo que había antes de la pandemia», según ha indicado el ministro.

En cualquier caso, la composición del empleo por sectores y tipo de contrato ha cambiado, según Escrivá. En este sentido, el ministro ha destacado que hay 400.000 trabajadores más con contrato indefinido que en julio de 2019.

El titular de Seguridad Social ha especificado que los servicios del Minsiterio «no han notado nada de la quinta ola» del coronavirus«. De hecho, ha indicado Escrivá, en las dos primeras semanas julio, con numerosas limitaciones de la actividad y los horarios puestos en marcha por el repunte de los contagios entre jóvenes, »no hay señales de que se vuelva atrás« en términos de empleo.

Así lo refleja también el otro termómetro que ha servido para calibrar el estado del mercado laboral desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020: con el número de trabajadores afectados por ERTE. La salida de una buena parte de estos empleados de esa protección excepcional «se ha intensificado en las dos últimas semanas». Hasta mediados de mes había incorporados a este mecanismo unas 360.000 personas tras decender en otras 87.000 desde principios de julio.

La reducción del número de personas en ERTE se registra en todos los sectores, pero fundamentalmente lo están notando el del turismo, el comercio y el ocio, que son los más afectados por esta crisis. De hecho, 255.000 trabajadores en ERTE lo están a tiempo completo. Las comunidades más afectadas siguen siendo los archipiélagos, tanto en el caso de Canarias como el de Baleares, con más de un 9% de sus trabajadores en esta situación. Muy por debajo se encuentran Madrid, Cataluña o Andalucía, con un 2%, y en menores cifras el resto de comunidades autónomas. Desde principios de febrero, han salido más de 600.000 personas del ERTE, según los datos del Minsiterio de Seguridad Social.

La clave de la recuperación del empleo sigue estando en el turismo. «El doméstico está siendo muy dinámico y eso permite la recuperacion de empleo en los sectores más relevantes, de forma progtresiva», ha indicado Escrivá.