Un camarero atiende a los clientes en la terraza de un bar. / europa press

El paro baja en 197.841 personas en un julio histórico para el empleo

La Seguridad Social registra 133.049 afiliados más en un mes en el que el número de personas en ERTE cae en 116.439 hasta un total de 331.486

CLARA ALBA Madrid

Mes de julio histórico para el mercado laboral en España. La recuperación económica con la llegada del verano y las menores restricciones derivadas del coronavirus han provocado que el paro registrado descendiese en 197.841 personas en julio, la mayor caída mensual de la serie que ha superado incluso los récord registrados en los meses de mayo y junio.

<iframe id='ep-chart-9fbb3ae8-510e-4c82-a483-7dcd347f4152' src='https://www.epdata.es/embed/9fbb3ae8-510e-4c82-a483-7dcd347f4152/450' style='width: 100%; min-height: 450px; overflow: hidden;' frameborder='0' scrolling='no' height='450'></iframe>

De esta forma, en los últimos cinco meses en los que se inició esta tendencia descendente, el paro registrado ha disminuido en 592.291 personas. En términos interanuales el paro ha descendido en 356.536 personas (-9,45%). Sin embargo, no hay que olvidar que el número de desempleados sigue cerca de los 3,4 millones, con lo que aún quedan en situación de desempleo unas 400.000 personas más que en julio de 2019, antes de la crisis.

Pese a ello, las cifras dadas a conocer este martes evidencian que la recuperación del empleo mantiene la tracción ascendente de los últimos meses, en un julio que tradicionalmente suele ser positivo. Durante este mes, y gracias sobre todo al empuje del sector servicios, el número de contratos se incrementó en 133.049, según los datos de afiliación a la Seguridad Social, situando la cifra total de ocupados en términos desestacionalizados en 19.400.964 personas en julio, el dato más alto desde febrero de 2020, el mes previo al estallido de la pandemia.

En términos medios y sin ese ajuste estacional, la Seguridad Social rozó los 19,6 millones de afiliados de media, el nivel más alto de la serie. En concreto, hubo 91.451 cotizantes más respecto a la media de junio. Es decir, el segundo mejor julio de la última década, solo superado por el de 2020 en plena reapertura económica.

Sectores beneficiados

El histórico descenso del paro ha sido, además, generalizado en todos los sectores económicos, aunque la llegada de la temporada estival ha provocado mayores caídas del desempleo en sectores como el de servicios, donde hay 133.658 personas menos desempleadas. En Industria baja en 13.158 personas (-4,60%); en Construcción registra en 10.154 personas menos (-3,62%) y en Agricultura se reduce en -8.880 personas (-4,82%).

Otro de los datos más relevantes de la estadística es el descenso entre los jóvenes menores de 25 años. En total, 36.926 personas de este colectivo salieron del desempleo en julio. También se reduce el paro en el colectivo de 25 y más años, en 160.915 personas (-4,85%). Así, en los últimos cinco meses de descensos, el paro registrado entre los menores de 25 años se ha reducido en 103.992 personas.

Evolución de los ERTE

Pese a lo positivo de las cifras, no puede decirse que el mercado de trabajo haya absorbido todo el empleo destruido durante la crisis, pues del total de trabajadores, aún hay casi 331.486 afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), según los datos de la Seguridad Social.

Desde el Ejecutivo muestran, no obstante, su optimismo al explicar que «es el número más bajo desde el inicio de la crisis». Hay que tener en cuenta que estos instrumentos llegaron a proteger a más de 3,6 millones de trabajadores en mayo de 2020, lo que significa que ya han salido de esta situación más del 90%.

Respecto al último día de junio, se ha producido un descenso de 116.439 personas en ERTE si tenemos en cuenta la fecha de notificación, mientras que por fecha de alta, el descenso es de 56.719 personas. En ambos casos supone una aceleración de las salidas de ERTE respecto a los datos registrados en el mes de junio.

De esas 331.486 personas que aún continuaban en ERTE al cierre del mes, 97.586 estaban suspendidas a tiempo parcial y, de media, ha habido 339.034 personas en esta situación, siendo servicios de comidas y bebidas (con 78.015 trabajadores) y servicios de alojamiento (con 55.443) las que concentran más del 40,2% de los trabajadores acogidos a esta fórmula. Según los datos del Ministerio de Trabajo, el gasto total en estas prestaciones en el mes de junio ascienden a 427 millones de euros.

Prudencia para los próximos meses

Desde Trabajo defienden que la creación de empleo en julio no tiene tanto que ver con los ERTE sino con la propia aceleración de la actividad económica en julio y de las propias expectativas ante factores como la llegada de los fondos europeos. Pero reconocen que «lo lógico y lo normal será que en los próximos meses volvamos a los factores estacionales que marcan las pautas de crecimiento y paro registrado, pero confiamos en que la reactivación siga dando su fruto en ese escenario estacional en el que nos moveremos a partir de agosto».

Durante la rueda de prensa para presentar los datos, el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, ha recordado además que apenas 165.500 contratos del total de 1,8 millones realizados en julio han sido indefinidos, lo que muestra que una parte de la recuperación laboral «empieza a buscar los carriles habituales del mercado laboral, que están basados en la temporalidad».

«Pese a que hemos conseguido contener la volatilidad en la crisis por la protección social, es necesario ahondar en la estabilidad en el empleo y priorizar en la contratación indefinida», ha explicado durante su comparecencia ante los medios.