Borrar
Directo Delgado aborda las acciones que demandará al Estado en materia migratoria
La vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz. EP

La CEOE planta de nuevo a Díaz y no irá este martes a negociar el salario mínimo

La patronal aceptaría con condiciones llegar hasta los 1.040 euros, 40 euros más que el SMI vigente, pero los sindicatos reclaman alcanzar un suelo retributivo de 1.100 euros

Lunes, 30 de enero 2023, 20:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Nuevo plante de la CEOE a la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, en un escenario de máxima tensión con el Ejecutivo tras las polémicas declaraciones que algunos miembros del Gobierno de coalición han vertido en las últimas semanas sobre los empresarios, acusando a parte de ellos de sacar provecho de la crisis y las subidas de precios. En este contexto, la patronal no acudirá este martes a la reunión convocada por el ministerio de Trabajo para negociar la nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

La organización liderada por Antonio Garamendi considera que «no se dan las condiciones» para asistir a dicho encuentro. Aduce que ya ha terminado el mes de enero y el Gobierno sigue sin hacer la consulta preceptiva sobre el alza del SMI, ni tampoco les ha remitido una propuesta formal sobre el incremento que pretende la Administración.

Además, la CEOE lamenta que no hayan recibido una respuesta a la propuesta que enviaron el 21 de diciembre, cuando no acudieron a la primera reunión convocada. En aquella ocasión mostraban también su malestar porque el Gobierno reformó «por la puerta de atrás» (a través de otra norma diferente) elevar el control de la Inspección de Trabajo sobre los expedientes de regulación de empleo (ERE).

Pese a ello, después de varios meses de reticencias ante cualquier subida del SMI, en el caso concreto del salario mínimo se mostraron partidarios de elevarlo 40 euros al mes hasta situarlo en 1.040 euros mensuales (repartidos en 14 pagas). Eso sí, lo aceptarían con dos condiciones previas: modificar la ley para indexar este nuevo incremento a los contratos públicos y, a su vez, reducir un 20% las cotizaciones sociales de los trabajadores del campo.

«Un buen equilibrio»

Una vez sentada su posición, la patronal manifiesta que aún queda «a la espera de recibir formalmente una propuesta por parte del Gobierno para poder analizarla en profundidad». Frente a ello, en el otro lado de la mesa los sindicatos ya han dejado entrever que exigirán una renta mínima para los trabajadores que llegue a los 1.100 euros.

En cualquier caso, todo parece apuntar a que la subida se situará entre los 46 y los 82 euros, ya que así lo señaló la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, la semana pasada, al mostrarse partidaria de «encontrar un buen equilibrio» dentro de ese franja recomendada por el comité de expertos. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz apostó por su parte por aumentarlo hasta los 1.082 euros.

Sea el alza que sea, cuando se consiga aprobar se aplicará con carácter retroactivo desde el 1 de enero pasado, según han anticipado ya desde el Ministerio de Trabajo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios