España recupera un tercio del empleo perdido

La economía ha recuperado casi un tercio de todo el empleo perdido en los peores momentos del confinamiento, tal y como ha indicado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en su comparecencia en el Senado. En concreto, se han recuperado 286.000 empleos en el último mes y medio marcado por la desescalada que comenzó a principios de mayo, de los 948.000 perdidos por la pandemia entre la segunda quincena de marzo y todo abril.

JOSÉ MARÍA CAMARERO / MADRID

Escrivá ha apuntado que a partir de mayo se empieza a producir una recuperación y que se está dando en todos los tipos de contratos. En concreto, entre el 1 de mayo y el 16 de junio se han incrementado los contratos temporales en 223.000 personas y los indefinidos en 43.000 personas. Aunque el ministro también ha apuntado que la crisis se cebó fundamentalmente con los temporales frente a quienes tenían con contrato fijo.

El propio Escrivá se ha mostrado sorprendido por la evolución favorable de los datos que está arrojando el mercado laboral. «Si me llegan a preguntar al principio de la pandemia si yo pensaba que íbamos a estar activando un tercio del emplio a mediados de junio les habría dicho que ‘ya me gustaría’, pero que había mucha incertidumbre», ha indicado en su exposición ante los senadores.

De los 330.000 empleos destruidos en el tramo de edad de entre 16 y 29 años solo se han recuperado 57.000 personas, mientras en el tramo de edad de entre 30 y 49 años se destruyeron 491.000 y se han recuperado 138.000 puestos. En el caso de l os mayores de 50 años, se destruyeron 126.000 y se han recuperado 92.000 entre el 1 de mayo y el 16 de junio.

Sobre los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), ha señalado que desde el máximo que se alcanzó el 30 de abril, cuando se protegió a unas 3,4 millones de personas, s e han activado ya a 1,2 millones de personas desde principios de mayo y, a día de hoy, España tendría más de 2,2 millones de personas en ERTE.

El Gobierno quiere que se active el empleo y que se vuelva al mercado de trabajo. Por ello, han creado un sistema, que se va a prolongar durante los próximos meses, por el que si una empresa activa a un trabajador tiene una exoneración de cuotas a la Seguridad Social más alta que el que opte por no activar a un empleado. «Pensamos que este mecanismo ha permitido estos resultados», refiriéndose a los datos de activación y de gente que está en ERTE. Según Escrivá, haber activado a casi 1,2 millones de trabajadores en este periodo pone de manifiesto que el modelo de incentivos positivos a la activación a través de exoneraciones de cuotas a la Seguridad Social «es un mecanismo en el que tenemos que perseverar».

Sobre la implantación del ingreso mínimo vital, que se puso en vigor el pasado lunes 15 de junio, Escrivá ha manifestado que ya han sido 212.000 las solicitudes recibidas de forma telemática por la Seguridad Social para acogerse a esta ayuda.