El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva. / EFE

La CEOE acusa a Díaz de «trivializar» el «grave problema» del déficit de trabajadores

El presidente de Cepyme tacha a la vicepresidenta de «irresponsable» mientras Antonio Garamendi pide evaluar de nuevo si las pensiones deben subir con el IPC

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Las relaciones entre el Gobierno y los empresarios no están atravesando su mejor momento después de una dura y larga etapa de pandemia en la que cosecharon numerosos acuerdos. Un total de 15. Sin embargo, los empresarios han sacado el hacha de guerra en este inicio de año y han levantado la voz contra el Ejecutivo, mostrando su disconformidad con las últimas medidas aprobadas, como el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional, la subida del salario mínimo o la batería de medidas contra la guerra que califican de insuficientes y tardías.

Si hasta ahora parecía existir una especie de pacto de silencio y no agresión, cada vez son más numerosas las críticas que desde la patronal le hacen a Moncloa. Y este martes los empresarios volvieron a la carga, con sendos reproches tanto a la reforma de las pensiones como a la respuesta -o, a su entender, la ausencia de respuesta- del Ministerio de Trabajo a la falta de mano de obra en algunos sectores del mercado laboral español.

El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, acusó a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, de «trivializar una vez más un grave problema para España como es el déficit de trabajadores». Cuerva hizo estas declaraciones ante decenas de empresarios, durante la clausura de la asamblea general de Cepyme, y un día después de que el Ministerio de Trabajo se reuniera con los agentes sociales para abordar las más de 100.000 vacantes de empleo y concluyera que no hay un problema estructural de carencia de mano de obra en el mercado de trabajo y que si faltan en algunos sectores, como la hostelería, es porque se les paga mal y soportan unas jornadas laborales muy largas y sin descansos.

Desde la patronal recalcaron que ellos sí han detectado un problema y elevaron a 100.000 los puestos en la hostelería que no están cubiertos en la actualidad, así como advirtieron de que en la construcción en los próximos años podría haber unas 700.000 plazas vacantes. Por ello, Cuerva calificó las declaraciones de Díaz de «irresponsables», aseguró que es «falso» que se trate de un problema de salarios y mostró su preocupación por que no ofrezcan soluciones a un problema.

«Liquidar un problema de esa magnitud con el mensaje demagógico y falso de que pagamos poco, me hace concluir que, en este, como en otros asuntos, el Gobierno no piensa hacer nada», criticó el también vicepresidente de CEOE, que se lamentó de que el Ejecutivo siga «sin afrontar las reformas estructurales que corrijan las debilidades» del tejido productivo español.

Contra la subida de las pensiones

Sus duras palabras llegaron horas después de otra crítica del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, se sumara a las voces críticas contra la reforma recientemente aprobada por el ministro José Luis Escrivá y exigiera que el Pacto de Toledo evalúe de nuevo si las pensiones deben subir con el IPC.

«Hay una gente que es responsable, que es el Parlamento español, son los grupos políticos, es el Pacto de Toledo. Hay un comentario de la UE que está diciendo con toda claridad que hay que mirarlo y no vale poner parches y decir lo hago de esta manera o lo hago de otra, tengo elecciones pasado mañana, no las tengo», defendió Garamendi, que recalcó que «un pacto de rentas no sólo significa hablar de salarios, significa que hablemos de pensiones, de lo cual no se habla, de los salarios de los empleados públicos, que no se habla...».