587.000 trabajadores salieron de ERTE entre mayo y junio

José Luis Escrivá estima que el sistema ha recuperado a un 20% de los cotizantes a la Seguridad Social perdidos en lo peor de la pandemia.

CRISTINA VALLEJO / MADRID

Los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo se han reducido desde el máximo que alcanzaron en los 3,387 millones hasta los 2,8 millones de 3 de junio, de acuerdo con las últimas cifras facilitadas por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Ello supone que durante los meses de mayo y junio, 587.000 trabajadores han salido de este tipo de expedientes.

Se trata de cifras que no sólo se refieren a los ERTE por causa de fuerza mayor ligados a la pandemia, sino al conjunto de este tipo de expedientes, ya que también se incluyen a los motivados por causas económicas. Pero, si se desagregan las cifras, el número de afectados por ERTE por fuerza mayor ha caído un 20% desde máximos, hasta los 2,45 millones actuales; mientras que los empleados incluidos en expedientes no ligados estrictamente a la pandemia se han reducido un 10% desde máximos, hasta las 340.000 de los primeros días de este mes.

Según ha expuesto Escrivá, «los trabajadores que abandonan los ERTE pasan a la actividad»: calcula en medio millón el número de trabajadores activados de nuevo.

De acuerdo con el ministro, estas cifras obedecen al mantenimiento de las condiciones de los expedientes de regulación temporal de empleo por fuerza mayor, es decir, la exoneración de las cuotas a la seguridad social al 100% para empresas de menos de 50 trabajadores y al 75% para las restantes. Pero también a la creación de los ERTE de fuerza mayor parcial, que se aplican a las empresas que pueden acometer una recuperación parcial de su actividad: estos instrumentos mantienen la exoneración de cotizaciones de los trabajadores suspendidos y una mayor para los trabajadores que se reincorporen a la actividad. Se trata, afirmó el ministro, de un incentivo positivo que suaviza los costes laborales a las empresas que optan por reincorporar trabajadores a la actividad.

El ministro también ha detallado que si bien el número de afiliados medios de marzo a la Seguridad Social cayó un 4% y en abril se registró un nuevo recorte del 0,3%, en mayo el número de cotizantes se recuperó un 1% y en lo que llevamos de junio se han incrementado otro 0,2%. Ello significa, según apuntó Escrivá, que se han recuperado el 20% de los cotizantes perdidos en lo peor de la pandemia y el confinamiento. De los 18,4 millones de cotizantes que se marcaron a principios de mayo, en los primeros días de junio hay 18,595 afiliados a la Seguridad Social.

Además, según ha contabilizado el Gobierno, de los 160.000 contratos indefinidos perdidos entre el 11 de marzo y el 30 de abril, se han recuperado 52.000 entre el 1 de mayo y el 4 de junio. Pero, en cuanto a los temporales, de los 672.000 perdidos, sólo se han recuperado 130.000.