Los 'remote workers' residen y trabajan desde Canarias para empresas en cualquier parte del mundo. / C7

Los trabajadores 'en remoto' seguirán en Canarias cuando la pandemia de la covid llegue a su fin

En las islas se estima que hay 8.000. Algunos se irán con el fin del teletrabajo y la vuelta a la oficina pero la demanda es fuerte para los próximos meses y años

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El fin de la pandemia, cada vez más próximo, no implicará la marcha de los miles de trabajadores 'en remoto' que han elegido Canarias como el lugar en el que trabajar y vivir durante una temporada gracias a las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías. Un tendencia que ha crecido de forma exponencial durante la covid y que, como indica el director de Proyectos de Comunicación de Marketing de Promotur Turismo de Islas Canarias, ha venido para quedarse y seguirá al alza en los próximos meses y años gracias a la visión de muchas empresas de todo el mundo, entre ellos los gigantes tecnológicos de Facebook, Twitter y Microsoft, que permiten trabajar desde cualquier lugar del mundo, y unos empleados 'milennials' que valoran más la libertad que la seguridad laboral.

A corto plazo, la demanda es creciente y fuerte como asegura el gerente de la Asociación Canaria del Alquiler Vacacional, Javier Martín. Según asegura que más del 50% de las reservas de pisos turísticos para los próximos meses en las islas son personas que vienen a teletrabajar y por larga estancia (por dos o tres meses o incluso más). Según apunta, las nacionalidades cada vez son más diversas, como Polonia, República Checa, Bulgaria y Hungría. «Es un nicho de mercado que descubrió la pandemia y que está repuntando», asegura Martín.

Actualmente se estima que en Canarias hay en torno a 8.000 trabajadores 'en remoto', es decir, que residen y trabajan desde las islas aunque sus empresas están en Londres, París, Madrid, Berlín o cualquier otro parte del mundo. Se prevé que el fin de las restricciones y del teletrabajo y la vuelta a la oficina hagan regresar a casa «a unos pocos» de estos 8.000 trabajadores, que no son tanto 'remote workers' si no trabajadores a los que la covid obligó a teletrabajar y que, ante la perspectiva de estar encerrados en sus casas y con tiempo invernal, decidieron venirse a Canarias y hacerlo al pie de una piscina o de la playa.

Más del 50% de las reservas de pisos turísticos en los próximos meses son de 'remote workers' y larga estancia

Este es el caso del aparthotel Playa del Sol en Playa del Inglés, que en los últimos meses ha 'ocupado' la práctica totalidad de sus 140 apartamentos con trabajadores en remoto. «Por la pandemia tenían que teletrabajar y decidieron hacerlo desde Canarias que en sus países», indican fuentes de este complejo que acometió una serie de mejoras en la conexión digital para que los huéspedes pudieran trabajar sin problema. Ayer, quedaban unas 30 personas de estos teletrabajadores. «Sus oficinas empezaron a reclamarlos y otros regresaron al mejorar la situación en sus países por la covid y por el clima», indican estas fuentes, que explican que a lo largo de junio se irá el resto para volver a dedicarse Playa del Sol al turismo.

La vuelta a casa de unos es también la oportunidad de otros de conocer esta modalidad de trabajo que ha acelerado la covid. Canarias preveía hace seis meses atraer en los próximos 10 años a 30.000 'remote workers'. Ahora la previsión es alcanzar la cifra en cinco años o incluso antes. «Es un cambio absoluto y una gran oportunidad», indica Ávila.