Imagen de una de las manifestación de la plantilla de JSP en la capital grancanaria. / JUAN CARLOS ALONSO

Los trabajadores del ERE de JSP dejarán de percibir 1,5 millones al no haber pacto

UGT llama a los trabajadores a pedir explicaciones a CC OO que fue quien tumbó el acuerdo el último día de la negociación. Comisiones trata de renegocia 'in extremis' y remite a la empresa una propuesta para salvar la situación, que ha generado gran malestar en la plantilla

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

«Nos vamos todos a la calle. Hemos perdido todos los puestos de trabajo. Aquí acaba JSP pero las explicaciones hay que pedírselas a Comisiones Obreras porque nosotros hemos hecho todo lo posible para salvar el empleo y que los que se fueran lo hicieran en condiciones dignas». Con estas palabras resumía a la plantilla de esta industria el representante de UGT, Sergio Arbelo, lo ocurrido en la última reunión negociadora del lunes 28 entre la empresa y los empleados para tratar de llegar a un acuerdo sobre el ERE y que acabó sin pacto.

Sin acuerdo en el ERE, la empresa solicitará previsiblemente el lunes al juzgado de lo Mercantil número 2 de Las Palmas, que lleva el concurso, la extinción de los 276 empleos que estaban incluidos en el expediente. Dada la situación económica y financiera de la empresa -con una deuda que supera los 50 millones de euros y un patrimonio neto negativo de 23 millones de euros- todo apunta a que el juez lo acepte y dicte un auto que estime el ERE. De seguir adelante, la indemnización que cobrarán estas 276 personas ascenderá a 3,7 millones de euros, a razón de 20 días por año trabajado y con un tope de 12 mensualidades.

La cifra supone un recorte de hasta 1,5 millones de euros sobre las indemnizaciones que supo la empresa sobre la mesa el martes y que ascendían a 5,2 millones de euros, a razón de 25 días por año durante 16 mensualidades. «Nos han quitado a todos la opción de irnos con uno poco más de dinero», asegura Arbelo, que es también presidente del comité de empresa de Celgán. Apunta no entender que CC OO haya apostado por «llevar a todos los trabajadores al Fogasa» cuando se podrían haber salvado 150 puestos de trabajo y los que se fueran, los 276 afectados por el ERE, lo hicieran con mayor indemnización. «Que alguien se pregunte si alguien se va a llevar algo más por esto que ha pasado porque no entendemos que una oferta como la que se ha puesto sobre la mesa -los 25 días por 16 mensualidades- haya sido rechazada», apunta Arbelo, que señala que la empresa incluso llegó a plantear la posibilidad de sacar del ERE a los representantes sindicales y en su lugar, tocar a otras personas. «Lo ocurrido es un despropósito», afirma.

Desde Comisiones Obreras se justifica el 'no' al ERE a que la empresa no da garantías de que se vaya a cobrar la indemnización propuesta -25 días por 16 mensualidades-, lo que en sus palabras, supone firmar algo que quizás no se cumpla. Fuentes próximas a la empresa aseguran que la empresa no puede ofrecer mayores garantías más allá de cerrar un ERE en las condiciones planteadas de cara a lograr que un inversor entre, ponga dinero y salve a JSP. En busca de esas garantías, CC OO planteó en la reunión del lunes, la última, prorrogar hasta el 4 de enero el período de consultas y la negociación. Sin embargo, la empresa rechazó demorar más el proceso. «La empresa se está desangrando. Tiene una difícil situación de tesorería, sobre todo tras perder la subvención al transporte, y no tiene capacidad para comprar materia prima y mantener la producción. La situación requiere urgencia no aplazar la situación», apuntan fuentes próximas a la empresa.

En las últimas horas se ha producido un acercamiento por parte de CC OO a la empresa JSP para tratar de llegar a un acuerdo 'in extremis' sobre el ERE, después de que la última reunión de la mesa negociadora, celebrada el pasado lunes, acabará sin acuerdo.

En teoría el plazo del período de consultas para alcanzar un acuerdo con el ERE concluyó el lunes pero la situación que el malestar que se ha generado entre la plantilla obliga, según fuentes consultadas, a los representantes de CC OO a buscar una salida. Estos remitieron ayer una propuesta a los representantes de la empresa que era analizada al detalle a última hora del día «Seguimos trabajando para conseguir el acuerdo y zanjar de una vez por todas la grave situación que tanto malestar y desgaste está generando en los trabajadores. Estamos seguros de que en los próximos días los frutos de este trabajo serán patentes», se advertía ayer desde CC OO.

El representante de UGT en la mesa negociadora del ERE y también presidente del comité de empresa de Celgán, Sergio Arbelo, lamentaba ayer la situación que se ha generado a los trabajadores tras el 'no' de CC OO al acuerdo del ERE y confiaba en que se solucionara. «No han salvado 150 empleos, es que han mandado al Fogasa a los 472 trabajadores de JSP y al cierre a la empresa. Es un despropósito», indicaba.