Ciudadanos en una oficina de Hacienda. / ep

Seis de cada diez españoles creen que pagan más impuestos de lo que perciben del Estado

Un 80% cree que no se cobran de forma justa y nueve de cada diez considera el fraude fiscal como un mal habitual en el país, según una encuesta del CIS

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

La percepción de los ciudadanos sobre los impuestos en España va a peor. El Centro de Investigaciones Sociológicas publicó el viernes su último estudio de política fiscal que pretende ser un termostato sobre la opinión pública en materia tributaria. Y las conclusiones no podrían ser más desalentadoras. Un 41% de los encuestados considera que en España se paga mucho en impuestos. Y solo un 9,6% consideran que se paga poco a Hacienda (el porcentaje restanet considera normal la tributación actual).

Pero no solo eso. De aquellos ciudadanos que cada año hacen frente a su cita con el fisco, pocos, muy pocos, están conformes con el uso que el Estado hace de ese dinero. En concreto, seis de cada diez españoles (un 62%) considera que recibe mucho menos de los servicios públicos de lo que aporta en forma de impuestos y cotizaciones. Apenas un 28,7% está conforme con el equilibrio entre lo que paga y lo que recibe y solo un 6,6% cree que recibe más de la Administración de lo que paga.

La encuesta también deja un dato destacado en un momento en el que el Gobierno mantiene en mente la esperada reforma fiscal que quedó aparcada en el cajón tras el estallido de la guerra en Ucrania, y cuya una de sus bases es que quien más tiene, más pague. Pues bien. Un 79,9% de los ciudadanos encuestados por el CIS considera que los impuestos no se cobran de una forma justa. Un porcentaje que supera el 77% que así lo estimaba en la encuesta publicada hace justo un año.

Al mismo tiempo, más de un 90% (9 de cada diez), percibe que aún hay bastante o mucho fraude fiscal en España. Precisamente, el Gobierno se ha enfocado en los últimos tiempos en ese refuerzo de la lucha contra esta lacra para reducir la brecha de recaudación con Europa, con medidas como la prohibición de amnistías fiscales o las nuevas limitaciones de pagos en efectivo para que no superen los 1.000 euros.

Precisamente, el informe del CIS también revela que un 34,3% de los españoles opina que en se pagan más impuestos en el país que en otros más avanzados de Europa, frente a un 16,7% que cree que se paga igual y un 35,9% que dice que hay menor carga fiscal.