En 2021 la cadena Servatur adquirió a RIU el hotel Don Miguel de Playa del Inglés. Fue una de las operaciones en el sector. / COBER

El sector turístico del archipiélago cierra 2021 con la venta de 23 hoteles por 633 millones

La necesidad de liquidez de las cadenas hoteleras tras el parón turístico por la covid halla respuesta en el apetito de los fondos de inversión

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El pasado año no fue fácil para muchas cadenas hoteleras, que tras el parón turístico provocado por la pandemia, se han visto obligadas a realizar desinversiones y deshacerse de activos para recuperar liquidez y afrontar el futuro de forma más saneada. Su situación encontró respuesta al otro lado, con importantes fondos de inversión con ganas de invertir en las islas en un negocio que, tarde o temprano, se recuperará. Todo hace prever que la demanda se verá reforzada a corto y medio plazo tras meses de confinamientos y restricciones y también de ahorro.

En total, las cadenas hoteleras establecidas en las islas vendieron un total de 23 establecimientos, con un total de 5.321 habitaciones, según los datos recogidos por la consultura Colliers en su informe de Inversión Hotelera correspondiente al año 2021.

El desembolso ascendió a 633 millones de euros, la cifra más alta desde 2018. Además de los hoteles vendidos y que acaparan el grueso de la inversión, hay que contabilizar la transacción de dos suelos (uno en Guía de Isora pra el hotel Zafiro y otro en el mismo municipio para hoteles Playa San Juan Mimeisa) y la reconversión y ampliación del hotel Vista Acuario de la cadena Cordial.

En 2020, el año de la pandemia, se vendieron solo nueve hoteles, de 1.797 camas por 140 millones de euros, cuatro veces menos. En 2019 las transacciones de hoteles fueron 13, de 2.777 habitaciones y el importe fueron 383 millones, casi la mitad de lo cerrado en 2021. La «necesidad de caja» de las grandes cadenas hoteleras de España fue que les llevó a convertirse en protagonistas de las ventas el pasado año 2021.

El aumento de las operaciones en Canarias la sitúa como segunda región con mayor volumen de inversión, solo precedida por Cataluña con 760 millones. En tercera posición se coloca Baleares, con 541 millones. Canarias acaparó en 2021 el 19,9% de la inversión hotelera total de España, frente al 15% de 2020 y 2021.

El año récord de inversión hotelera en Canarias sigue siendo 2018, cuando la inversión hotelera ascendió a 1.684 millones, con la venta de 62 hoteles de casi 11.000 habitaciones, según los datos de Colliers. Aquel año, Canarias acaparó el 35% del total de la inversión nacional.

La directora gerente de Hoteles en Colliers, Laura Hernando, destaca el elevado número de operaciones de carteras en las transacciones de 2021. Entre ellas incluye la adquisición por parte del fondo Brookfield a la cadena Selenta Group, que incluía dentro de su portfolio el hotel Mare Nostrum de Santa Cruz de Tenerife -5 estrellas y 1,037 habitaciones-, o la compra por parte de RIU a TUI del 49% que no poseía en la 'joint venture' que tenían ambas, operación que comprendía siete hoteles en Canarias -cuatro ubicados en Gran Canaria (Palace Oasis, Palace Meloneras, Papayas y Palace Palmeras), dos en Fuerteventura (Palace Tres Islas y Sensimar Calyso) y uno en Lanzarote (Paraíso Lanzarote Resort). También Nordotel adquirió cuatro establecimientos, el TUI blue Flamingo Beach y el Cinco Plazas en Lanzarote, así como el TUI Blue Orquídea y el Revolí en Gran Canaria. Victoria Hotels adquirió el Melia Tamarindos en Gran Canaria y el Meliá Salinas en Lanzarote, aunque la gestión sigue en manos de Meliá.

En cuanto a transacciones de activos individuales, destaca la compra de Servatur a RIU del hotel Riu Don Miguel en Playa del Inglés, así como la venta del aparthotel Sun Park en Lanzarote.

A nivel nacional, en 2021 la inversión hotelera ascendió a 3.180 millones de euros, el triple que en 2020 y un 26% más que en 2019. En total se vendieron 127 hoteles y cas 22.300 habitaciones.