Solo un 13% de los niños de entre 12 a 18 años en el Reino Unido tienen las dos vacunas, lo que ha impedido los viajes a España de familias. / CARRASCO

El sector turístico canario, «aliviado» al abrirse España a los británicos pero considera que «llega tarde»

España pedirá desde el lunes una PCR a los niños del Reino Unido en lugar de las dos vacunas. La demora en salir el cambio ha generado pérdidas millonarias a las islas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los empresarios canarios recibieron ayer con alivio la orden publicada por el Gobierno de España en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que permite que los niños británicos de entre 12 y 18 años pueden entrar en el país aunque no tengan la doble pauta de vacunación, siempre y cuando presenten una PCR realizada en un plazo de 72 horas. Los menores de 12 años están exentos.

Esta decisión pone fin a la exigencia impuesta por España el 1 de diciembre y que obligaba a este colectivo a tener puestas las dos vacunas para entrar en España. Algo imposible de cumplir por los plazos de vacunación en el Reino Unido de los pequeños y que ha lastrado la temporada alta de las islas. Se estima que solo un 13% de los niños de 12 a 18 años tienen las dos vacunas. En Navidad se cancelaron 100.000 reservas de familias británicas en las islas. El sector estima que se han perdido 400 millones de euros.

LAS CIFRAS DE LA MEDIDA

  • Turistas Solo en el mes de diciembre se cancelaron 100.000 reservas en las islas de familias británicas.

  • Mediación Desde que se impuso la medida, la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, ha pedido a Madrid varias veces su cambio.

  • Impacto La modificación llega dos meses después y tras haber perdido Canarias su temporada alta. El impacto es millonario.

El cambio planteado y que entrará en vigor a las 00.00 horas del 14 de febrero (la noche del domingo) eleva las expectativas de turismo para marzo, cuando los niveles de ocupación podrían recuperarse hasta alcanzar el 70% si la sexta ola sigue en descenso y se van eliminando restricciones. «Mirar por el retrovisor no vale para nada pero esta medida llega tarde», apunta el director general de la cadena Be Cordial & Resorts y también vocal de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT), Nicolás Villalobos.

En el mismo sentido se expresa el presidente de la FEHT, José María Mañaricua, que asegura que la exigencia de doble pauta de España ha dejado a Canarias al margen de las 'half -term', la semana de vacaciones que arranca el lunes en el Reino Unido y que es aprovechada por las familias británicas para salir del país. Especial fuerza va a tener este año porque, tras las duras restricciones, el Reino Unido abrió ayer sus puertas al eliminar la obligatoriedad de test al regreso al país de los vacunados con las dos dosis.

«Algo podremos rascar este fin de semana pero la mayoría de las vacaciones ya están vendidas a Portugal, Grecia o Turquía, entre otros. Hemos perdido la 'half-term'», asegura Mañaricua, que critica que la orden del Gobierno no entre en vigor con carácter inmediato y se tenga que esperar hasta el lunes para ser efectiva.

En este sentido, Villalobos critica y considera que seguirá siendo un freno el que se haya optado por una PCR en lugar de un test de antígenos, con menor coste, para que los niños de 12 a 18 años puedan entrar en el país.

«Está claro que hemos avanzado pero no entendemos por qué una PCR y no una prueba de antígenos», insiste. En otros destinos europeos competidores de la islas y que se están llevando parte del turismo canario, como Portugal y Grecia, se ha optado por el test de antígenos.

Mañaricua y Villalobos agradecen la gestión desarrollada por la consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, y el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, ante el Gobierno de España y que finalmente ha dado sus frutos. Sin embargo, la valoración que hace cada uno de ellos respecto a la aprobación de la medida difiere. Para Castilla, la medida «llega tarde» mientras que el presidente Torres aseguró ayer que «llegaba en el momento oportuno», ya que el impacto de la sexta ola obligaba a tomar medidas.

En cualquier caso, para tratar de paliar las pérdidas ocasionadas el presidente de la Asociación Hotelera de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel), Jorge Marichal, que también es presidente de la confederación nacional (Cehat) solicitó ayer una «campaña 'flash'» para reactivar los viajes desde el Reino Unido y recuperar las cancelaciones de las últimas semanas. Llama al Gobierno de España a contactar con las autoridades británicas, turoperadores y medios de comunicación para reactivar los viajes hacia España y Canarias.

Marichal ha sido muy crítico con la exigencia que planteaba España al Reino Unido al considerar que era «contraria al sentido común».