Ribera insiste en la posibilidad del Midcat aunque Francia la rechace

La ministra de Transición Ecológica descarta cortes de energía en España en los próximos meses y apunta a que Bruselas habilitará varios modelos de tope a los precios para contentar a todos los países

J. M. CAMARERO Madrid

Un día después de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, cerrara la puerta a la construcción del gasoducto que uniría a España con su país a través de los Pirineros (el Midcat), la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera considera que «el debate del MidCat no se puede cerrar por el pronunciamiento de un país» y reconoce que, igual que todos los gobernantes, Macron «intervino para la opinión pública francesa». Lo ha hecho en una entrevista en Onda Cero.

Macron había expresado de forma definitiva su rechazo al proyecto de gasoducto MidCat que conectaría la península con Europa para el suministro de gas desde Argelia. Según el presidente francés, esto supondría un gasto innecesario, puesto que los dos gasoductos actuales (el de Irun y el de Larrau-Calahorra) se están usando al 53% de su capacidad.

Sobre la crisis energética y el precio de la energía, Ribera asegura que España no sufrirá un problema de abastecimiento, pero si habrá un aumento considerable de los precios, como ya se está viendo. «Si no hay una intervención a nivel europeo es difícil saber lo que va a ocurrir», sostiene la ministra en relación al actual precio de venta del gas, el cual se encuentra «muy por encima del precio de coste».

En relación a la posibilidad de extender la llamada 'excepción ibérica' a otros países de la Unión Europea, Teresa Ribera reconoce que «es difícil que funcione en todos los países». Por ello, Bruselas estudia ofrecer «un menú de dos o tres opciones» para que cada país implante la que considere que es su mejor opción.