El presidente de la CEOE de Tenerife, José Carlos Francisco (dcha.), José Miguel González, Pedro Afonso y Héctor Hernández (Cajamar), ayer. / C7

La recuperación se desacelera en las islas y no será plena hasta el año 2023

La inflación, el desabastecimiento y la covid, unido a la inmigración son los riesgos que ralentizan el crecimiento económico

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La recuperación económica tras la covid será más lenta de lo previsto. La 'tormenta perfecta' que se ha desatado a nivel mundial con el aumento del precio de las materias primas, de la energía y del transporte marítimo y que ha derivado en una inflación disparada ralentiza la mejoría económica. En el caso de Canarias, además se une otro problema, la inmigración, que es otro riesgo que debe tenerse en cuenta, según indicó ayer el presidente de la CEOE de Santa Cruz de Tenerife, José Carlos Francisco, en la presentación del informe de coyuntura económica del tercer trimestre del año.

A todo esto hay que sumar otro riesgo, el principal -según Francisco- y que es la covid, que sigue amenazando la recuperación. «La covid sigue mandando», indicó Francisco, quien estima que la economía canaria crecerá este año entre un 5% y un 6% (frente al 8% previsto por el Gobierno de Canaris) y que la recuperación plena no llegará hasta el primer trimestre de 2023 tanto en términos de PIB -se habrá recuperado el 20% de caída- como de empleo. Hasta entonces, la tasa de paro no volverá a situarse en el entorno del 20%, el nivel precovid. La actual, según los datos de la EPA del tercer trimestre, es del 23,89%. Sin embargo, la CEOE considera la tasa de paro real del 26,38%, al añadir a las personas que se encuentran en un ERTE.

El director de consultoría de Corporación 5, que es quien elabora el informe, José Miguel González, apuntó que la tasa de paro «de verdad» es la que incluye a las personas en ERTE, porque al igual que los parados quieren trabajar y no pueden. Además, se les considera como tales porque no generan producción ni renta.

Canarias cerrará este año con un crecimiento de entre un 5% y un 6%, según la CEOE de Santa Cruz de Tenerife

Tanto González como Francisco, se mostraron convencidos de que las empresas seguirán reincorporando trabajadores de los ERTE en los próximos meses, si bien, habrá «algunos miles» que no volverán a su empleo por «fricciones estructurales». Según destacó Francisco, un 90% ha vuelto ya al trabajo. Quedan en ERTE 28.619 personas, según los últimos datos.

El presidente de la patronal tinerfeña indicó que la situación «deseable» es volver a las cifras de desempleo de 2007, antes de la Gran Recesión, cuando la tasa de paro en las islas era del 9%. «Ese es el objetivo aunque no es tarea sencilla salvo que se eliminen las trabas y se ejecuten los contratos», manifestó Francisco. «Si esto no se hace la economía no va a tener el dinamismo necesario para crecer», señaló.

El director de consultoría de Corporación 5 detalló que el problema añadido de la inflación es que el Banco Central Europeo (BCE) decida subir los tipos de interés en algún momento. Aunque por ahora no se baraja como opción señaló que «había que estar pendientes» porque sería «desastroso» con una deuda pública del 120% del PIB. «Si subieran parte de los recursos públicos se irían a pagar los intereses en lugar de a bienes productivos», indicó.

El director de Zona de Cajamar, Héctor Hernández, que colabora en el informe, mostró su confianza en que la inflación empiece a remitir a mediados del próximo año y consideró que, con una inflación subyacente en torno al 2%, se pone en evidencia que el aumento de los precios se debe a un tema energético.

Hernández destacó que en el momento actual y tras el año y medio de covid la capacidad de las empresas canarias de endeudarse es «limitada» y destacó la posibilidad de que aumente la morosidad y los concursos de acreedores en los próximos meses. En este sentido, el presidente de la CEOE resaltó el cambio de paradigma en las islas entre el ahorro y el crédito y que apunta a un aumento del endeudamiento de los isleños.

Según apuntó, la pandemia ha reducido el nivel de los depósitos de los canarios en los bancos en un 1,5%, pasando de 55.000 millones a 34.000, mientras que ha aumentado en un 7% el crédito debido a los créditos ICO. «La tendencia se quebró con la covid y ahora los créditos han subido y el ahorro ha bajado», dijo.