Todo el tomate canario, a Europa en contenedor

13/09/2017

Cambio histórico en el transporte del tomate de Canarias a Europa. Las organizaciones productoras y exportadoras, Fedex y Aceto, han firmado un acuerdo con la naviera francesa CMA-CGM para transportar la fruta al continente en contenedores. Los tomateros ya no fletarán barcos frigoríficos ni moverán la carga en palés.

Las Palmas De Gran Canaria
ETIQUETAS:

La naviera francesa CMA-CGM comenzará en octubre a llevar en contenedor y en línea regular el tomate canario hasta el norte de Europa. En concreto, la naviera ha acordado con los tomateros dos escalas, una el martes y otra el viernes, con salida a las 20 horas, según indican fuentes cercanas.

La previsión es que se muevan en torno a 100-120 contenedores reefer (frigoríficos) en cada escala y con destino a distintas ciudades como Bremen (Alemania), Tilbury (Reino Unido) o Rotérdam (Paises Bajos). El acuerdo abarata de forma sustancial los costes para los tomateros, que hasta ahora fletaban barcos reefer para realizar el transporte. El alquiler de este tipo de buques supera los 7.000 euros diarios y los exportadores llegaron a tener hasta tres. Además, mover la fruta en barcos frigoríficos implica contratar más mano de obra portuaria porque la estiba y desestiba se realiza en palés. También es más cara, ya que la fruta computa como mercancía general y las primas que se pagan a los estibadores son mayores que si se trata de contenedores.

Los tomateros han dado el paso tras los buenos resultados de la prueba piloto puesta en marcha el pasado año. En la anterior zafra fletaron dos barcos en lugar de tres y sacar un 30% de la fruta en escalas de la naviera MSC. «Funcionó muy bien. La fruta llegó en perfecto estado y sin problema. Fue un éxito», indican fuentes del sector.

La naviera CMA- CGM también gana al hacerse con este contrato del que no ha trascendido el precio. Sus barcos bajan de Europa a África cargados y regresan vacíos, lo que no genera ingresos. Ahora subirán con la fruta y obtendrá rentabilidad.

Es por esta razón que había cuatro navieras en puja, interesadas en hacerse con el contrato de la fruta canaria: Maersk, MSC, CMA-CGM y JSV.

Finalmente, los tomateros cerraron con CMA, que tiene la segunda mayor flota del mundo de contenedores frigorífico (reefer).

La Luz Market y los estibadores, los perjudicados; la terminal de la Luz, la ganadora

El cambio de operativa de los tomateros para transportar la fruta canaria al norte de Europa perjudica seriamente a la estibadora La Luz Market (LLMK), que operaba los barcos de la fruta. Al perder este tráfico se queda con la naviera Armas (nombra sus turnos), lo que queda en La Luz de pesca artesanal y varios proyectos de mercancía general. «Es un palo en toda regla», indican fuentes cercanas.

Los portuarios también se verán afectados. Se estima que se perderán más de 4.000 turnos y aunque en parte se compensarán con el movimiento de contenedores, las primas serán menores.

El gran ganador es la terminal de La Luz (Boluda), donde se prevé que opere CMA el tráfico de la fruta. En esta terminal opera ya OPDR. Además, Boluda y CMA son socios en la terminal de Sevilla.