La Luz abastece ya al 60% de los barcos con crudo bajo en azufre

26/11/2019

Los cuatro operadores del Puerto de Las Palmas están ya preparados para el cambio y cuentan con suministro suficiente en plaza. La celeridad con la que navieras y armadores han asumido la nueva normativa -la IMO 2020- provoca que muchos buques operen ya con el nuevo combustible VLSFO.

Los cuatro operadores de bunkering del puerto de Las Palmas -Peninsula Petroleum, Oryx, Cepsa y Aegean- están ya preparados para cumplir con la nueva regulación de la Organización Marítima Internacional (IMO), que obliga desde el uno de enero a los barcos a consumir un tipo de combustible bajo en azufre. Según distintas fuentes consultadas, todos los operadores cuentan ya con suministro en plaza y desde hace meses lo están dispensando. Peninsula Petroleum fue el pionero en La Luz y suministró el primer buque en septiembre mientras que Cepsa realizó este lunes su primer abastecimiento, según informó la compañía.

Cambio de depósitos

Los cuatro operadores de La Luz han realizado un trabajo previo con cambios en la configuración y limpiezas de sus tanques y a fecha de hoy, están ya listos y dispensando a buen ritmo este crudo que tiene un contenido máximo de azufre del 0,5% por tonelada. Las navieras también han acelerado el cambio de los depósitos para adaptarlo al nuevo combustible y la mayoría de los barcos navegan actualmente, un mes antes de la entrada de vigor de la IMO2020 con fuel bajo en azufre.

La celeridad con la que unos y otros han asumido el cambio provoca que actualmente el 60% del combustible que se suministra en el puerto de Las Palmas sea bajo en azufre, conocido por las siglas VLSFO. «Ha sido algo progresivo pero sobre todo en este mes la mayoría de los buques están pidiendo el bajo en azufre», indican fuentes cercanas, que apuntan que algunos clientes, con capacidad para segregar el combustible de los depósitos combinan el bajo en azufre con alto. «Toman la cantidad justa para seguir consumiendo el alto en azufre (con contenido de azufre de 3,5% por tonelada y llamado HSFO), que es más barato y cuando llegue la fecha pasan al bajo en azufre», indican estas fuentes.

Más caro

El precio del combustible bajo en azufre duplica al que se estaba utilizando hasta la fecha y alto en azufre debido, según estas fuentes, a que está sometido a mayor número de procesamientos químicos y que la oferta es más limitada. «El proceso es mucho más caro y esto encarece del producto», indican estas fuentes. De 200 euros por tonelada el precio pasará a unos 500.

El alto precio del nuevo combustible ha llevado a las navieras a comunicar a sus clientes una subida de los fletes a partir de diciembre. En el caso de Canarias, la subida por teu oscilará entre los 100 y los 150 euros que se trasladarán al consumidor final.

Amplia oferta

La obligatoriedad de usar este tipo de combustible unido a la posibilidad que tienen los barcos de seguir consumiendo el alto en azufre, si han instalado los llamados scrubber -una especie de filtro que se coloca en las chimeneas y recoge el azufre que emiten los combustibles pesados cuando se queman evitando que vaya a la atmósfera- obliga a los puertos más importantes en el bunkering, como La Luz, a ofrecer el nuevo VLSFO y el anterior, el HSFO, además del gasoil marino que utilizan algunas embarcaciones (Repsol opera en el puerto de Las Palmas solo con este producto).

Según las estimaciones que manejan los operadores del Puerto, a partir del uno de enero la demanda en La Luz girará en torno a tres productos: un 10% del producto será alto en azufre; un 30-35% de gasoil y el resto, del bajo en azufre.

Son los barcos de línea regular (ferries, cruceros...) los que han optado en muchos casos por la instalación de estos scrubber y que seguirán usando el alto en azufre.

La IMO 2020 es obligatoria a nivel mundial y el objetivo es reducir las emisiones de óxido de azufre a la atmósfera, perjudiciales al medio ambiente y la capa de ozono.