Ibarra acelera expedientes antes de su salida

16/03/2018

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, espera poder celebrar un último consejo de administración antes de su marcha, que aún no está confirmada. Ibarra dijo ayer que «no sabía nada» de su posible salida del Puerto pero que esperaba celebrar un consejo a principios de abril para sacar adelante tres obras clave, entre ellas, el alargue del Reina Sofía.

Las Palmas de Gran Canaria

Ibarra tenía previsto celebrar el próximo consejo de administración, tras el celebrado ayer, el 19 de abril. Sin embargo, su inminente salida, tras el acuerdo cerrado entre CC y PP, le han llevado a adelantar la reunión para el 12-13 de abril.

«Estoy corriendo para llegar en el hipotético caso de que me fuera y así cumplir con los compromisos», indicó ayer Ibarra en la rueda de prensa posterior al consejo de administración. Son tres obras las que Ibarra quiere sacar antes de irse y que no pudo llevar ayer al consejo por los cambios introducidos en la nueva Ley de Contratos aprobada el viernes pasado en el Consejo de Ministros: el alargue del Reina Sofía cuyo proyecto ya fue remitido a Puertos del Estado y que es una obra prioritaria para poder ampliar posteriormente los amarres del muelle deportivo; la ampliación de la dársena deportiva en Fuerteventura y el contradique de Naos (Arrecife), que se mandará en próximos días a Madrid.

«Creo que al 12 sí llego», indicó Ibarra, quien aseguró que «no sabía nada sobre su futuro». «Deben ir a preguntar a otra persona», manifestó en referencia a Fernando Clavijo, presidente del Gobierno canario. Ibarra reconoció que «seguía trabajando» aunque la incertidumbre «mermaba» y apuntó que era «ilógico» hacer un cambio en el Puerto a poco más de un año de las elecciones.

«No quiero que parezca que no me quiero ir pero la verdad es que un año es un período de tiempo muy corto para un cambio», manifestó.

Respecto a la elección de Juan José Cardona como posible sustituto, Ibarra tuvo palabras de elogio. Consideró que fue un «agente activo» a la hora de sacar adelante el proyecto puerto-ciudad y que culminó con la construcción del acuario. «He tenido buena relación con él. Cuando llegué, el puerto estaba obligado a comunicarse con la ciudad para conseguir los usos que le hemos dado. Él entendió los problemas, trabajamos muy bien juntos e hicimos un camino común», manifestó.

éxito para su sustituto. Ibarra reconoció que tendría «varios consejos» para darle en el caso de que le nombraran su sustituto. «Otra cosa es que quiera escucharme», indicó.

Concluyó que si Cardona era el elegido le desearía mucho éxito «porque el puerto tiene una actividad económica tremenda que no puede verse perjudicado por temas partidistas».