Torres de electricidad. / efe

Bruselas promete un plan para frenar el alza de la luz antes de que termine el año

Abre la puerta a las compras conjuntas de gas en plena escalada de los precios de la energía, que este jueves baten récord en 288,5 euros

SALVADOR ARROYO Corresponsal. Bruselas CLARA ALBA

La Comisión Europea sintoniza definitivamente con la tesis de que la UE no puede quedarse a la espera de que los mercados normalicen la actual crisis de precios de la energía. Necesita ir más allá y ya se plantea reformas y habilitar esa suerte de plataforma para la compra conjunta de gas que viene defendiendo España desde hace semanas y que ha encontrado la adhesión de Francia, Grecia, Rumanía, República Checa e Italia, entre otros. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, cambió su discurso el martes y este miércoles su comisaria de Energía, Kadri Simson, esbozaba desde Estrasburgo -durante un debate en el Parlamento Europeo-, un calendario más o menos afinado.

La próxima semana, el Ejecutivo comunitario presentará una batería de medidas para dar cobertura a los hogares vulnerables y a las pymes, con herramientas de «apoyo específico a los consumidores, la posibilidad de recorte de impuestos a la energía y cambios en las cargas a los impuestos generales». Será solo la primera respuesta de una acción que Bruselas ejecutaría en dos tiempos. Porque la comisaria estonia deslizó que en diciembre podrían llegar propuestas de reforma legislativa para entrar de lleno en «los problemas» de las actuales reglas del juego y la famosa reserva europea de gas, que gana adeptos a medida que se intensifican las críticas hacia el principal suministrador, Rusia.

Daño a la competitividad

La situación «está perjudicando a nuestros ciudadanos, debilitando nuestra competitividad y aumentando la presión inflacionaria», justificó Simson que, como Von der Leyen, también ha tenido que apostar por no quedarse en las recetas minimalistas. La alemana, que habló incluso de desvincular los precios del gas y la electricidad, matizaba este miércoles el alcance de ese movimiento porque «este es un problema global, no europeo».

Sea como fuere, lo evidente es que la presión para encontrar salidas al túnel de los precios desbocados es cada vez mayor. Y el Consejo Europeo de finales de mes debería marcar un punto de inflexión en este sentido. Charles Michel, su presidente, auguraba este miércoles que existe «margen político» para encontrar soluciones en bloque, aunque incidía en que la primera línea de acción debe ser nacional: «El mix energético es una responsabilidad de los Estados miembros».

LA CLAVE:

  • Récord tras récord. El precio de la energía en el mercado mayorista no bajará este jueves de los 200 euros en ningún tramo horario

Pedro Sánchez reclamaba desde Eslovenia «audacia y contundencia» para evitar que la situación ponga en riesgo «la recuperación económica, o la cohesión social, o también el apoyo social que pueda tener entre la población europea el reto de la transición ecológica».

En las horas previas a la cumbre de líderes, España, Francia, Grecia, Rumanía y República Checa firmaban una declaración con cinco puntos en la que insistían en la necesidad de coordinar medidas haciendo hincapié en la necesidad de «construir directrices comunes sobre el almacenamiento de gas» con «compras (conjuntas) para aumentar nuestro poder de negociación»; y «reformar el mercado mayorista de la electricidad» además de «garantizar un precio de carbono más predecible y evitar una volatilidad excesiva». También se ha solicitado una investigación sobre la escalada de los precios del gas que, junto a los derechos de emisión del CO2, han sido los principales culpables del encarecimiento del precio de la energía este año. Las cifras son apabullantes.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista alcanzará este jueves los 288,53 euros el megavatio hora (MWh), pulverizando todos sus anteriores récords. Según los datos del operador del mercado OMIE, el máximo se alcanzará entre las 20:00 y las 21:00 horas, cuando marcará 319,03 euros el MWh. Por su parte, el mínimo llegará entre las 04:00 y las 05:00 horas, pero se situará todavía en 249,08 euros. Será, por tanto, la primera vez desde que existen registros que se superan los 200 euros en absolutamente todos los tramos horarios.

Ni siquiera en las horas en las que el consumo se desploma y las renovables cubren casi toda la demanda, como las madrugadas, la cifra bajará de esos niveles. Si se compara con la semana pasada, los precios de este jueves implican una subida de más del 50%. Y la brecha es aún mayor si se toma como referencia el precio de hace justo un año, cuando rondaban los 43 euros.