El recibo eléctrico vuelve a encarecerse. / adobestock

La luz renueva máximos este martes y triplica precios de hace un año

El precio medio del mercado mayorista se situará en 111,88 euros por megawatio hora, con dos récord consecutivos a las puertas de una ola de calor

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

No hay tregua. El ligero respiro que los precios de la energía dieron el pasado sábado a los consumidores (gracias a una menor demanda que se pudo cubrir con mayor parte de renovables), ha sido solo un espejismo. Este lunes, el precio medio de la luz en el mercado mayorista español marca un nuevo máximo al situarse en 106,74 euros el megavatio hora (MWh).

Pero no se quedará ahí. El mercado de futuros indica que el martes volverán a batirse todos los récord hasta los 111,88 euros el MWh. Un dato nunca visto que supone triplicar los precios de hace justo un año (martes 11 de agosto de 2020), cuando se limitaba a 38,88 euros, según datos del operador del mercado eléctrico OMIE. Un 188% más.

El dato supera todos los niveles registrados a lo largo de un julio histórico, e incluso los picos del arranque de agosto. De hecho, con el repunte de este martes, será la cuarta ocasión en los últimos 20 días en los que se supera el anterior máximo en una subasta diaria, marcado en 103,76 euros el 11 de enero de 2002.

No solo eso. Los datos del 'pool' eléctrico evidencian que no habrá ni un solo momento del día en el que la media de precios baje de los 100 euros, algo que no ha pasado nunca. El lunes, por ejemplo, el precio medio también superó de forma constante esa cota, pero dejó un respiro entre las 15.00 y las 17.00 horas, en 97,95 euros.

Sin embargo, el mínimo que también se alcanzará en esa franja horaria el martes será de 102,2 euros. El máximo diario se tocará en 120 euros el MWh, entre las 20.00 y las 22.00 horas.

El repunte se produce además en el inicio de una nueva ola de calor que esta semana mantendrá a toda España en alerta, lo que suele implicar un mayor consumo de electricidad derivado, por ejemplo, del uso de los aires acondicionados.

El problema es que los mercados de futuros anticipan que en las próximas semanas esta tendencia continuará, prolongando la tensión en los recibos de los hogares que durante el mes de julio no se pudieron beneficiar del efecto de la rebaja del IVA del 21% al 10% aprobada por el Ejecutivo con la idea de 'aliviar', al menos en parte, la factura eléctrica.

En julio, el precio medio del mercado diario fue de 92,41 euros el Mwh, lo que supone 9,21 euros más que el mes anterior y 57,87 euros más que en julio de 2020, según los datos recopilados por la OMIE en su informe mensual.

La factura, también en máximos

Según los datos que maneja Competencia, el precio del 'pool' tiene un peso del 24% en la factura de la luz que afecta a unos 10 millones de consumidores acogidos a la tarifa regulada PVPC. Desde OCU ya denunciaron que el fuerte incremento del precio de la energía elevaría la factura media de los hogares con esta tarifa (con un cálculo para hogares medios con 4.6 kW de potencia y consumo mensual de 292 kWh) hasta los 72,50 euros al mes, un 5,4% que en junio (68,80 euros) y un 17% más que en julio de 2020 (55,70 euros).

De enero a julio, el acumulado habría sido de 470 euros frente a los 381,28 euros que un hogar medio acumulaba en el mismo periodo del pasado año.

Aquellos que están en el mercado libre, unos 17 millones, no se verán tan afectados al tener un precio pactado con su compañía. Sin embargo, desde OCU advierten que han detectado también un fuerte incremento de precios en muchas de las ofertas que las comercializadoras ofrecen para nuevos clientes. «Algunas de estas ofertas, pese a que se ofrecen con precio fijo, su contrato recoge la posibilidad de actualizar precios cuando la empresa lo estime oportuno con el preaviso estipulado, por lo que el consumidor no tendría garantizada la confianza de contar con un precio fijo asegurado», advierten.

Medidas

Desde la asociación Facua llevan semanas reclamando al Gobierno que tome medidas para favorecer una rebaja en la factura eléctrica. Abogan por la bajada del IVA de forma permanente, además de un nuevo bono social «que r epresente al menos un 50% de descuento en la factura y del que se puedan beneficiar las familias que cobren no más de dos salarios mínimos, que aumentarían hasta 3 en función del número y características de los miembros».

La asociación también considera que otra de las soluciones sería la creación de una energética pública, una idea que ha generado cierta tensión en el Gobierno de coalición. Unidas Podemos ha retomado la presión sobre el PSOE para que valore de nuevo esta reclamación histórica de la formación, coincidiendo con la entrada del fondo IFM en el capital de Naturgy. Una operación que ha generado cierto recelo por la llegada de un nuevo inversor extranjero al capital de una compañía perteneciente a un sector estratégico para el país.