Borrar
Imagen de archivo de la celebración de oposiciones para el Cabildo de Gran Canaria. Arcadio Suárez
La polémica salpica a las oposiciones de la Hacienda canaria al incumplir las bases

La polémica salpica a las oposiciones de la Hacienda canaria al incumplir las bases

Oposiciones ·

Los afectados denuncian que las plazas vacantes de promoción interna no se ocuparon con el resto de aprobados de turno libre. La Agencia Tributaria apunta a Función Pública

Samantha Sánchez

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 19 de enero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una nueva controversia salpica a las oposiciones canarias, esta vez a las de la Agencia Tributaria Canaria. Un grupo de opositores denuncia el incumplimiento de las bases en las pruebas selectivas para el acceso a la escala de agentes tributarios (grupo C, subgrupo C1), concretamente en lo que se refiere a la acumulación de las plazas.

Y es que, de las 17 vacantes ofertadas —10 de turno libre y 7 de promoción interna— se asignaron todas las de turno libre y solo una de promoción interna, dejando seis plazas desiertas que podían haberse ocupado con el resto de aprobados de turno libre, tal y como establecen las bases de la Oferta Pública de Empleo (OPE) anunciada en 2020.

«Si sobran plazas, hay presupuesto, necesitan a gente y la tasa de reposición lo permite, no entendemos por qué han preferido dejarnos fuera», afirma Marta —nombre ficticio para salvaguardar el anonimato— una de las afectadas.

A este proceso selectivo se presentaron 1.200 personas, pero solo 24 consiguieron aprobar, entre ellas Marta. «Todos dábamos por hecho que las plazas vacantes de promoción interna se iban a acumular», señala la aspirante. «Los preparadores de la propia Agencia Tributaria Canaria (ATC) también contaban con ello».

No fue hasta el 14 de diciembre de 2023, en plenas fiestas navideñas, cuando se publicó en la web de la ATC la resolución de las pruebas y los opositores fueron conocedores de que solo 11 plazas de las 17 disponibles habían sido cubiertas. Ahí se dieron de bruces con la realidad: las vacantes desiertas no se acumularon, por lo que los candidatos que aprobaron por turno libre no fueron convocados para ocuparlas.

La ATC está al tanto

A raíz de esto, los perjudicados presentaron alegaciones, ya que entendían que, en este caso, la acumulación de las plazas se tendría que haber efectuado, dado que la tasa de reposición lo consiente. La Agencia Tributaria todavía no ha contestado. «Queremos al menos una justificación acreditada», expresa Marta.

La candidata explica que la ATC, tras mantener una reunión con la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y ponerse al tanto de la situación, se limitó a apuntar a Función Pública. Es por ello que algunos de los afectados han decidido ponerse en manos de abogados, con la intención de presentar un recurso.

Mientras, los rumores no dejan de crecer. «Nos han dicho que Función Pública va a asignar las plazas a dedo porque tiene intereses internos», asegura la opositora.

Por su parte, desde Función Pública han subrayado este sábado que ese departamento no tiene relación alguna con el citado proceso selectivo de personal.

Un curso formativo

Las 11 personas a las que se les ha asignado una plaza en este proceso, aún no tienen asegurado su puesto, pues ahora los opositores que se presenten a las pruebas de la Agencia Tributaria Canaria solo serán nombrados funcionarios de carrera si, además de los exámenes exigidos, superan un curso de formación y/o periodo de prácticas.

Si no aprueban esta fase, decae su derecho a ser nombrados funcionarios y no pueden incorporarse al puesto al que optaron, aunque hayan aprobado todos los exámenes previos.

Esta medida, novedosa en la administración regional, replica el sistema de la agencia tributaria nacional y, según el CSIF, se presta a «subjetividades«. El primero de estos cursos ha empezado a impartirse el pasado mes de diciembre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios