Efe

El Gobierno aprueba un PERTE naval que movilizará casi 1.500 millones

La ministra Maroto asegura que el sector público contribuirá con 310 millones de euros a este plan que pretende la creación de 3.100 puestos de trabajo en regiones periféricas

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

La industria naval será la beneficiada por un nuevo PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) aprobado este martes en el Consejo de Ministros que contará con una inversión total de 1.460 millones de euros, de los que 310 millones vendrán del sector público y el resto se movilizarán desde el privado.

Este plan supondrá la creación de unos 3.100 puestos de trabajo «de calidad», sobre todo en regiones periféricas, lo que «contribuirá al reto demográfico», aseguró la titular de Industria, Reyes Maroto, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, otra de las principales políticas en las que se basa este plan de recuperación vinculado a los fondos europeos.

La competitividad del sector mejorará en un 15% y la actividad naviera se impulsará en un 9%, según los cálculos del ministerio. Maroto ha recordado que la industria naval emplea actualmente a 70.000 personas en España y factura unos 7.500 millones de euros al año, con más de 20 astilleros con capacidad para construir buques de gran volumen. España es la segunda mayor potencia europea en este ámbito y la novena a nivel mundial.

La ministra explicó que el objetivo de este PERTE es impulsar la colaboración público-privada para «transformar la cadena de valor del sector» a través de la diversificación de la actividad, su digitalización, así como el fomento de la sostenibilidad medioambiental y la capacitación de sus trabajadores. De hecho, se impulsará el desarrollo de buques de bajas emisiones por la importancia de las energías renovables marinas.

Algunas grandes empresas del sector como Siemens han celebrado la aprobación de este plan asegurando que «impulsará una profunda conversión digital, sostenible y de diversificación» de la industria, así como el refuerzo de la capacitación y cualificación de los trabajadores del sector con programas de «reciclaje profesional».