Un pensionista pasea por la calle. / Efe

El gasto en pensiones marca otro récord tras abonar la paga de Navidad

El pago en noviembre asciende a más de 20.000 millones mientras el desembolso total representa un 12% del PIB nacional del último año

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

El gasto en pensiones ha vuelto a marcar un nuevo registro histórico en noviembre. Durante este mes, la nómina ordinaria de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social se ha situado en 10.280,25 millones de euros, lo que representa un 3,27% más que el mismo período del año pasado, pero el total se ha elevado a más de 20.000 millones ya que también ha sido abonada la paga extra de Navidad, que asciende a 10.017,52 millones.

Los datos del Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones confirman que el gasto total se sitúa en el 12% del PIB, un dato cuatro décimas menor que el de 2020, que estuvo condicionado por el impacto de la pandemia pero superior al 10,9% de 2019.

El incremento se debe a que España cuenta cada vez más con un país más envejecido y la generación del 'baby boom' comienza a jubilarse y a que las prestaciones se han revalorizado.

El gasto estimado para 2021 supone un aumento del 3% respecto al de 2020, en línea con lo adelantado en los presupuestos, mientras que la pensión media vuelve a crecer algo más de dos puntos hasta alcanzar la cifra de 1.038,49 euros.

Pensiones de jubilación

De los 10.280 millones de euros que se han dedicado en noviembre al abono de la nómina mensual ordinaria de las pensiones contributivas, casi dos tercios se han destinado al pago de las pensiones de jubilación, que sumaron un importe de 7.415,3 millones, casi un 3,8% más que en noviembre del ejercicio pasado.

A las pensiones de viudedad se han dedicado 1.749,7 millones , un 2,1% más, mientras que a las prestaciones por incapacidad permanente 945,7 millones, un 1,4% más. También ha aumentado el pago de las relativas a orfandad, que ha implicado un importe de 142,7 millones, y el de las prestaciones a favor de familiares, con 26,7 millones.

En los diez primeros meses del año se han producido 497.671 altas de pensionistas y 406.898 bajas, lo que refleja un saldo positivo de más de 90.000 personas y que cada vez se cuenta con más jubilados por cada trabajador. Esta tendencia solo se rompió durante los peores meses de la pandemia, cuando la alta tasa de mortandad tuvo su correspondiente impacto.