En la foto, la recepción de un hotel. / ARcadio Suárez

La patronal advierte que sin prórroga de los ERTE al turismo hasta mayo habrá despidos en el sector

La CCE asegura que el nuevo mecanismo de la reforma laboral modifica las exoneraciones y genera un sobrecoste a las empresas. Los isleños en ERTE crecen a los 18.000

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los empresarios canarios critican la falta de sensibilidad que tiene de nuevo el Estado con Canarias. A pesar del compromiso adquirido por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que en múltiples ocasiones -la última vez en enero- había asegurado que los ERTE al sector turístico se prorrogarían el tiempo necesario, las últimas declaraciones apuntan a que el próximo 28 de febrero decaerán los expedientes derivados de la covid.

Las empresas podrán entonces acogerse al nuevo mecanismo que recoge la reforma laboral pero que, en palabras del presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, reduce las exoneraciones para los empresarios, lo que implica un sobrecoste que podría derivar en despidos o cierre de empresas. A esto, añade la incertidumbre que genera la realización de los nuevos trámites que «son más engorrosos». Solo las agencias de viaje gozaran de un ERTE específico.

« Si no se hace será un perjuicio más para Canarias», señaló Manrique, que recuerda que no solo los empresarios piden la prórroga de los ERTE sino también los sindicatos, conscientes de los riesgos para el empleo de los 18.000 isleños que siguen hoy en esta situación, según los datos del SEPE. En las últimas semanas ha habido un aumento de personas en ERTE, que en enero ascendían a casi 13.000. «Se prometió que se mantendrían hasta que se recuperara el flujo de turistas prepandémico pero es otra promesa incumplida del Gobierno de España», critica Manrique, que asegura que el Estado vuelve a olvidarse de Canarias y sus peculiaridades.

Según indica, Madrid se olvida de que los ERTE turísticos son especialmente importantes para Canarias al estar en su temporada alta y a medio gas por la falta de visitantes en la sexta ola. «El que no sean necesarios para otros sectores o comunidades no quiere decir que no sean necesarios de forma específica para Canarias, que está en plena temporada de invierno. Ahora se acaban los ERTE y aún no hay recuperación de flujos turísticos total como se había prometido», indica Manrique, que recalca que la prórroga es fundamental para las islas. «Ojalá ya no fuera necesaria pero la realidad es distinta y la posibilidad de que puede haber otra ola está ahí y si sucede, estamos vendidos», apunta.

Para Manrique, el problema es que el Gobierno de España «solo piensa en Baleares». Ello están ahora mismo cerrados y el Gobierno piensa en el verano y la Costa del Sol. No piensa en Canarias», y apostilla: «parece mentira que no lo entiendan o que aquí no se lo sepan explicar (en referencia al PSOE canario).

En este sentido, desde la Consejería de Economía y Empleo, que dirige la socialista Elena Máñez, se rechaza que el nuevo mecanismo para los ERTE «genere un alto grado incertidumbre» al entender que quien cumpla las condiciones de los ERTE extraordinarios «encontrará el apoyo» del Gobierno. Desde Empleo, se apunta que incluso hay figuras como los ERTE de limitación que mejoran ahora al aumentar la exoneración de cotizaciones del 80 al 90%. «Cualquier actuación, de todas maneras, debería basarse en el previo estudio de qué sectores son los que necesitan estos ERTE y de las condiciones económicas que afectan a cada uno de ellos», se apunta. «Estamos convencidos de que el Estado será sensible, estudiará todas las posibilidades y respaldará a las empresas a través de los ERTE allí donde sea necesario», se indica.

La Consejería prevé la celebración de una reunión del Consejo Canario de Relaciones Laborales, para analizar la situación en Canarias y sus necesidades específicas, así como la forma de encajar las situaciones extraordinarias en el nuevo marco laboral.

La FEHT llama la atención sobre el ocio nocturno

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, José María Mañaricua, llama la atención sobre la situación del sector del ocio nocturno, que después de meses cerrado y sin tener ayudas directas, sigue con restricciones horarias que impiden en muchos casos volver a la actividad. Según indica, un alto porcentaje de los 18.000 trabajadores en ERTE de Canarias son de este sector en el que muchas empresas siguen cerradas dos años después de la covid. «¿Qué figura va a planear el Gobierno para ellos? porque se ha olvidado de ellos», indica. Mañaricua apunta que la FEHT está a la expectativa, ya que la Consejería de Economía les aseguró que los nuevo ERTE mejoraban las exoneraciones preexistentes.