La ocupación se desploma a partir de la próxima semana y lleva al cierre de numerosos establecimientos. / Juan carlos alonso

La ocupación turística se derrumba en Canarias y toca su mínimo histórico

A partir de la próxima semana las previsiones turísticas son nulas. La ausencia de turistas obliga al cierre de numerosos establecimientos. Riu cerrará 11 y dejará 7 en las islas. Las esperanzas están puestas en la segunda parte del año 2021.

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Tras las fechas navideñas, en las que la ocupación turística en los hoteles abiertos se ha mantenido gracias a los residentes y unos pocos turistas, las cifras se derrumban a mínimos históricos nunca vistos antes en las islas. A partir dela próxima semana las previsiones turísticas son prácticamente nulas y peores que en el mes de noviembre, que ya fue un año duro para el sector de las islas después de que el arranque de la obligatoriedad de las PCR, parara en seco las reservas en las islas.

Al derrumbe de las reservas le acompañá una fuerte caída de los precios. En Navidades subieron ligeramente al ser la época del año «más cara», si bien no tuvieron nada que ver las tarifas de 2020 con la de años anteriores, y ahora caen con fuerza. «Estamos peor que noviembre o diciembre», indica el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa, que prevé inevitable que en los próximos días se vaya a un cierre de establecimientos. Riu ya ha anunciado que cerrará 11 de sus establecimientos y mantendrá abiertos siete. El resto de cadenas hará lo mismo. Algunos, según apunta, tratarán de aguantar pero muchos decidirán cerrar ante las escasas perspectivas turísticas para los próximos meses y hasta el verano, cuando hay una luz de esperanza para e sector apoyada en la vacuna. «Seguiremos hibernando y perdiendo dinero», indica Mañaricúa, quien confía en que los ERTE en el sector se prorroguen hasta julio. «Si hay prórroga podremos seguir aguantando aún a cuenta de perder dinero. Si finalizan a finales de enero (el actual sistema caduca el próximo 31), entonces hablamos de otro escenario y de otra situación», indica.

Fondos buitre a la espera

Respecto a la venta de establecimientos hoteleros en Canarias derivada de la actual crisis, el presidente de la FEHT, José María Mañaricúa, apunta que no se está dando. Reconoce que hay en venta pequeños complejos de apartamentos de carácter familiar en las islas pero rechaza que estén a la venta grandes hoteles. «Hemos vividos años turísticos muy buenos y el sector se ha saneado y tiene capacidad de aguante por un tiempo», indica.

Fuentes del sector indican, sin embargo, que los fondos buitres han llegado a Canarias y que están a la búsqueda de gangas. Ya se han dado varias operaciones, según indican estas fuentes, en las que los empresarios canarios han vendido la propiedad del establecimiento pero se han quedado con la explotación durante años. «Estos fondos tienen los ojos puestos en Canarias y quieren comprar. El tema es que se están encontrando con unos precios más elevados de los que esperaban», indican estas fuentes.

Según apuntan, si las perspectivas y la situación no mejora en los próximos meses en el primer semestre de este año se acudirá a varias operaciones de venta, al igual que de quiebras de turoperadores. Algunos mayoristas y aerolíneas se encuentran en una situación límite y con muchas dificultades para lograr refinanciaciones o inyecciones de dinero público qu e les ayuden a capear este duro temporal.

E l sector turístico de Canarias no puede ocultar su preocupación por la situación actual, con unas previsiones que ahora mismo son nulas y una evolución de la pandemia muy negativa y que ha llevado a duras restricciones y confinamientos en toda Europa. «El turismo ahora mismo ni está ni se les espera», indican fuentes cercanas. La vacuna aparece como la única esperanza para intentar salvar el verano. Los empresarios canarios abogan por una vacunación masiva en las islas en los próximos meses para conseguir que en verano se haya vacunado a la mayor parte de la población y Canarias se una lugar seguro al que ir de vacaciones.