Factura de la luz. / R. C.

El Gobierno amplía la rebaja de impuestos de la luz hasta abril

Admite las previsiones «nada halagüeñas» de la crisis eléctrica, que este miércoles marca otro récord, con el gas desbocado incluso hasta la primavera

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Ya no será solo durante el primer trimestre del próximo año. Con la decisión tomada este martes por el Gobierno, los precios de la luz seguirán muy elevados al menos hasta abril. Con la primavera ya bien cumplida en el calendario. Las perspectivas de esta crisis energética «no son nada halagüeñas», tal y como ha admitido la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Por eso, el Consejo de Ministros decidió ampliar la rebaja de impuestos vinculados a la factura eléctrica no hasta finales de marzo, como inicialmente estaba previsto;sino hasta finales de abril de 2022.

Será hasta ese momento cuando los consumidores domésticos sigan pagando un IVA del 10% en sus recibos, frente al 21% que estaba en vigor cuando comenzó esta crisis, el pasado mes de junio. También abonarán el Impuesto Eléctrico con un tipo mínimo del 0,5%, frente al 5,1% vigente hasta septiembre. Son las dos grandes figuras tributarias de la luz junto al tributo de generación –que pagan las compañías–, que seguirá suspendido, aunque hasta finales de marzo. Además, los beneficiarios del bono social seguirán disfrutando del descuento de entre el 60% y el 70% en sus recibos durante cuatro meses más. Y los grandes consumidores de gas (la industria)podrán cambiar su tarifa o suspender sus contratos, también hasta el 31 de marzo.

Con esta medida, el Ejecutivo pretende «amortiguar» un coste de la electricidad que no solo sigue disparado, sino que apunta a máximos en los próximos días;y, sobre todo, que anticipa precios altos durante buena parte de 2022, más allá de lo previsto inicialmente. Por lo pronto, la luz inaugura la Navidad –hoy es el primer gran acto histórico, el sorteo de Lotería– con un nuevo récord: el coste de generación se sitúa en los 360 euros/MWh. Se trata de la décima subida de la electricidad casi consecutiva, desde que el pasado 11 de diciembre comenzara una escalada que apenas ha tenido descanso. Entonces, el precio se situaba cerca de los 240 euros/MWh. Es decir, ha experimentado un incremento del 50% en apenas 15 días.

Lo peor para el bolsillo de los ciudadanos es que, también por primera vez, habrá tramos del día en el que el coste de generación se aproxime lentamente a la referencia psicológica de los 400 euros/MWh. En concreto, a las 20.00 horas, se pagarán más de 380 euros/MWh; y a las 09.00 horas, habrá otro máximo de luz.

Sánchez y la factura de 2018

A pesar de esta realidad, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto por primera vez cifras por primera vez a su promesa de que los hogares pagarán de media el mismo recibo que en 2018. Este martes indicaba en el Senado que la factura media de este año será de 613 euros «gracias a la medidas tomadas» hasta ahora, frente a la de 639 euros de 2018, «según los datos de Eurostat», indicó.

Las perspectivas no son buenas para el inicio de 2022, que se prevé turbulento. Los futuros energéticos(el mercado donde se negocian los precios a medio plazo de la luz)se han disparado de forma considerable en los últimos días. Para el mes de enero, apuntan que el coste medio de generación se situará en los 345 euros/MWh; y para el primer cuatrimestre en su conjunto, también en torno a ese nivel. El origen del problema sigue estando en el gas y sus repuntes en la cotización internacional. A esa realidad se une la escasa producción de renovables (apenas un 30% del total) y un mayor uso de los ciclos de gas para cubrir toda la demanda eléctrica.

El Gobierno también está tramitando la orden que regulará los cargos (la parte fija del recibo), que ahora mismo se encuentran recortados en un 96% y que supone un importante ahorro del recibo. La propuesta de Transición Ecológica se encuentra en trámite y que supone pasar a una reducción de esos cargos en una proporción del 30%, aunque para todo el año, y no solo durante tres meses. Así sería «proporcional» a la que se encuentra ahora en vigor. Ribera ha apuntado que supondrá, de media, un ahorro de unos 7 euros al mes por recibo.

El Consejo de Ministros también ha autorizado la devolución de 1.900 millones de euros a las compañías eléctricas tras la anulación del canon hidroeléctrico que les impuso el Gobierno del PP en 2013, también para amortiguar la subida de la luz de entonces, y que el Tribunal Supremo anuló. Lo hará con cargo al Fondo de Contingencia habilitado por Hacienda.