La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. / R. C.

Las mujeres alcanzan el 30% del Ibex seis años después de recomendarlo la CNMV

Durante 2021 la presencia femenina en los sillones de estos órganos ejecutivos aumentó tres puntos, aunque todavía hay ocho compañías que no alcanzan esa cota

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El nuevo impulso que ha registrado la presencia de mujeres en los consejos de administración ha conseguido alcanzar la primera cota recomendada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV): el 30% de los sillones son ocupados por mujeres, con los datos de 2021 sobre la mesa. En concreto, la presencia femenina se situó en el 29,26% del total, lo que supone tres puntos más que un año antes, según la información extraída de los informes anuales de gobierno corporativo de las sociedades.

El dato del 30% supone que las compañías han alcanzado prácticamente, de media, el objetivo establecido en 2015 en el anterior Código de Buen Gobierno.

La evolución es más positiva entre las grandes empresas, ya que en las sociedades del Ibex-35 las mujeres representan el 34,20% de los miembros de sus consejos, lo que supone que están a poco más de cinco puntos de alcanzar el nuevo objetivo del 40% para el final de este año que se estableció en la última reforma del Código. Según los datos públicos, hay ya 25 empresas (9 del Ibex-35) que alcanzan el citado objetivo incrementado.

Para que las empresas del índice cumplan con esa cifra, tendrían que nombrar a 24 consejeras, lo que supone apenas el 5,7% del total de sus miembros. En el caso del resto de las cotizadas, conseguirían llegar a ese 40% con la designación de 107 mujeres para sus órganos de gobierno, del total de 799 miembros a fecha de cierre de los datos.

En cuanto a la alta dirección, las mujeres ocupaban el 19,66% del total de altos puestos directivos, más de dos puntos por encima del ejercicio precedente. Tienen la consideración de alta dirección, a estos efectos, aquellos puestos que dependan directamente del consejo o del primer ejecutivo de la compañía y, en todo caso, el auditor interno.

La CNMV considera que las compañías cotizadas deben acelerar la incorporación de más mujeres en los puestos de mayor responsabilidad, especialmente en puestos de alta dirección y como consejeras ejecutivas, como ha ocurrido en el resto de las categorías. Además de favorecer la necesaria diversidad de género, esa incorporación permitiría maximizar el talento a disposición de las sociedades emisoras.

Los datos se basan en los registros publicados por las compañías cotizadas en sus informes anuales de remuneraciones del consejo y la fecha de referencia es el 31 de diciembre de 2021. Distinguen también tres categorías de empresas: las del Ibex-35, las empresas no pertenecientes al Ibex con capitalización superior a 500 millones de euros y las restantes.

Además, se incluyen los datos de presencia femenina empresa por empresa. Si se analizan los datos por estos grupos se sigue observando una gran dispersión. Así, en cuanto al porcentaje de consejeras, las empresas del Ibex-35 se situaron casi cinco puntos porcentuales por encima de la media del sector de cotizadas (29,26%), frente al 28,17% de las empresas de más de 500 millones de euros de capitalización y al 25,19% del resto.

Por categorías de consejeros, sigue aumentando la presencia de mujeres en el grupo de los independientes (43,68% en 2021 frente al 39% en 2020) seguido de los dominicales (23,56%). Por el contrario, destaca el escaso número de consejeras ejecutivas, cuyo peso se sitúa en el 6,42%.

En lo que respecta a la presencia de mujeres en la alta dirección, en los miembros del Ibex-35, avanzó casi cinco puntos porcentuales en un solo ejercicio, pues a finales de 2021 ascendía a un 22% (17,1% en 2020). En las empresas de más de 500 millones de capitalización la cifra fue del 18,96% y el 16,59% en las de menos de 500 millones.