Clientes de una gasolinera 'low cost' de Canarias el día de la entrada en vigor de la bonificación de 20 céntimos, el pasado 1 de abril. Juan Carlos Alonso

La mitad de los conductores de Canarias recurre a las gasolineras 'low cost' ante el alza de los precios

La mayoría de ellos reconoce que lo hace desde hace poco tiempo ante la subida generalizada de los costes y la inflación

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La subida que han experimentado el precio de la gasolina en el último año y medio (llenar el tanque cuesta 25 euros más de media) ha provocado que muchos conductores canarios dejen de mirar con recelo a las gasolineras 'low cost' y también llamadas automáticas y recurran a ellas para repostar.

Las diferencias de precio que puede haber entre una estación de servicio convencional y una 'low cost' puede oscilar entre los 8 y 10 céntimos por litro, lo que puede originar un ahorro anual de un consumidor medio de hasta 300 euros al mes. Así que muchos isleños, asfixiados con la subida generalizada de la cesta de la compra y de la luz, han optado por estas gasolineras para ahorrarse unos euros y estirar unos sueldos que crecen muy por debajo de la inflación.

En el caso de las islas, son ya un 50% de los conductores los que eligen estaciones de servicio automáticas para repostar, según pone de manifiesto el estudio 'Hábitos de consumo de combustible de España', elaborado por Plenoil. Este informe, pone de manifiesto que más de la mitad de los nuevos clientes de las gasolineras 'low cost' han comenzado a repostar en ellas «recientemente» con el fin de pagar menos en un entorno de mayores gastos y pérdida de poder adquisitivo.

Como se ha apuntado, es el precio el factor que mueve a los canarios a elegir este tipo de estaciones de servicio, según indican seis de cada diez. «Los resultados obtenidos de este estudio ratifican algo que ya veníamos afirmando: el modelo de negocio de las gasolineras automáticas que buscan ofrecer el menor precio posible está respondiendo a las necesidades de los conductores en España», indica el CEO de Plenoil, José Rodríguez de Arellano.

Una subida del precio en un año y medio de más del 40%

Según indica, es fundamental que se tomen medidas para desahogar a los consumidores que están sufriendo incrementos de precios en productos esenciales de su día a día.

El combustible es uno de los productos que ha experimentado una mayor subida en el último año y medio. En agosto del 2021, la gasolina 95 estaba a 1,042 euros frente a los 1,5 euros que cuesta hoy. La 98 estaba a 1,168 euros frente a los 1,6 euros el litro de hoy aunque el precio varía según la estación de servicio. Finalmente, el diésel estaba por debajo del euro y hoy está en casi 1,5 euros de media. Este combustible ha sido uno de los más castigados por la subida en un intento de las administraciones de desalentar la compra de este de este tipo de vehículos.

Los 20 céntimos ayuda «insuficiente»

Desde el Gobierno se implementó la ayuda de los 20 céntimos por litro que llegará a su fin el próximo 31 de diciembre (ver información en la parte inferior).

En este sentido, según indica el informe de Plenoil, cerca del 70% de los canarios apoyan la medida aunque un elevado porcentaje considera que es «insuficiente» y tres de cada diez considera que no es una buena opción y que se debería haber ido a otro tipo de soluciones.

Finalmente y respecto a la calidad del combustible que ofrecen las gasolineras low cost, Arevalo considera la necesidad de «despejar dudas y combatir los mitos» que existen respecto a esto. Según explica, su modelo de negocio se sostiene gracias a una estructura ajustada y la eliminación de costes innecesarios que pueden repercutir en lo que paga el cliente.

«Nosotros ofrecemos carburante a un precio accesible y sin renunciar a la calidad», manifiesta. Como explica, el carburante del que se proveen está sometido a los mismos controles exhaustivos y periódicos que el resto de estaciones de servicio y realizados por una entidad independiente y certificada.

El 31 de diciembre acaba la ayuda de 20 céntimos de forma universal

La bonificación de los 20 céntimos por litro de combustible implantada desde el pasado 1 de abril por el Gobierno (que cubre 15 céntimos y los 5 restantes los abonan las petroleras) concluirá el próximo 31 de diciembre tras varias prórrogas.

En esta ocasión y cuando faltan poco más de tres semanas para que llegue la fecha aún no se sabe qué cambios introducirá el Gobierno sobre esta bonificación, aunque lo que sí parece claro es que dejará de ser una ayuda universal y que se concentrará en aquellos colectivos más vulnerables.

Desde el propio Gobierno de España se ha reconocido en más de una ocasión que, tal y como se planteó, la bonificación ha servido para ayudar en mayor medida a las rentas más altas que, al tener vehículos de más cilindrada, consumen más carburante y han recibido mayores ayudas.

La vicepresidenta tercera indicó este miércoles en unas declaraciones en RNE y recogidas por Europa Press que el Gobierno «modulará» algunas de las medidas y abogó por «evaluar» la ayuda de 20 céntimos a la gasolina y el gasóleo para ver «cuál es la mejor manera de ayudar a quien más lo necesita» y evitar que tenga un «efecto regresivo». «El mensaje de que una ayuda indiscriminada al consumo de gasolinas y gasóleos puede ser regresivo llega prácticamente de todos los organismos y analistas. Por tanto, hay que evaluar cuál es la mejor manera de ayudar a quien más lo necesita porque es dinero público y tiene poco sentido que sea algo que acabe beneficiando en mucha mayor medida a quien tiene más capacidad de compra», indicó la ministra.

Uno de los colectivos que espera como agua de mayo la reedición de esta bonificación son los transportistas profesionales. En el caso de los canarios, que hace dos semanas organizaron un paro y una manifestación, la bonificación es una de sus reivindicaciones junto al tacógrafo.