Paneles de la Bolsa de Madrid / EP

El Ibex-35 cierra julio con una caída del 4,90%

En la sesión el selectivo retrocede un 1,70%, lo que deja el saldo semanal en un descenso del 5,7%

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 estuvo durante gran parte de la sesión tratando de estar en verde y de recuperar los 7.000 puntos. Pero por la tarde la evolución de las bolsas se torció y el Ibex-35 cerró con un recorte del 1,70%, para dar un último cambio en los 6.877,4 puntos. Con ello, la semana termina con un retroceso superior al 5,7%, el mayor desde principios de junio, penalizado por el mal comportamiento del sector turístico, que ha tenido que vérselas, además de con sus propios resultados, con nuevas medidas restrictivas de los viajes decididos por algunos gobiernos europeos, como el británico. También ha afectado a la bolsa en las últimas jornadas la mala evolución de la banca en la semana en que ha hecho públicos sus números del segundo trimestre. Es la segunda semana consecutiva en que el selectivo acaba a la baja.

El mes, a su vez, llega a su fin con una caída del 4,90%. El selectivo no cerraba un mes en negativo desde el de marzo, cuando se hundió un 22,21%, su peor registro histórico.

El selectivo fue el peor de todos los indicadores europeos en la última jornada del mes de julio. Quizás influido porque los datos de PIB de España, que se dieron a conocer hoy, fueron los peores de Europa: en el primer trimestre, la economía doméstica se contrajo un 18,5% en tasa trimestral y un 22,1% en comparación interanual, frente a la media del 12,1% y del 15% en la zona euro, respectivamente. En todos los casos fueron los peores datos de la historia.

El Ftse 100 británico y el Cac 40 francés también cerraron la sesión con pérdidas de más de un punto porcentual. Mientras, el Ftse Mib de Milá y el Dax alemán se dejaron algo más de un 0,5%.

Las pérdidas a este lado del Atlántico pudieron verse influidas por la cierta debilidad que se respiraba en Wall Street. En la Bolsa de Nueva York, si bien continuaba el momento dulce que atraviesan las tecnológicas (el Nasdaq se anotaba un 0,85% a pocos minutos del cierre de los parqués europeos), el S&P 500 apenas lograba aguantar plano y el Dow Jones se dejaba un 0,31%, afectado por el mal comportamiento de las petroleras: Chevron y Exxon no presentaron resultados muy satisfactorios.

Las compañías tecnológicas americanas presentan tan buen comportamiento relativo porque, pese a que Alphabet, Amazon, Apple y Facebook se han tenido que colocar bajo la lupa del Congreso de los Estados Unidos, han registrado un volumen récord de beneficios y de ingresos entre abril y junio, a pesar del golpetazo que la pandemia de coronavirus ha propinado al conjunto de las economías.

En el selectivo español se vio muy penalizado por el mal comportamiento de las compañías del sector turístico, que han presentado sus resultados entre este jueves y este viernes. Así, Meliá fue el peor valor del día, con un recorte del 10%. Le siguió IAG, con un descenso de algo más del 8%. Amadeus, por su parte, se dejó un 2,35%.

Además, continuó la secuencia bajista del sector bancario, con los nuevos resultados que presentaban al término de la semana CaixaBank y el Sabadell. Acabaron el día con pérdidas de un 5,21% y de un 2,53%, respectivamente.

Tampoco ayudaron al selectivo los grandes valores. Para empezar, los grandes bancos, Santander y BBVA, bajaron un 4,23% y un 2,26%, por ese orden. Además, títulos como los de Telefónica (-4,34%) o Repsol (-3,06%) registraron relevantes caídas.

En positivo, destacó Viscofán, que lideró las ganancias, con una revalorización del 7,24%. A continuación, lejos, ArcelorMittal, que se anotó un 1,82%. Merlin Properties, Bankinter y Bankia también sumaron más de un punto porcentual.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo apenas se amplió marginalmente, para colocarse en los 86 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 0,31% hasta el 0,33%. Mientras, el rendimiento de los títulos alemanes a ese mismo plazo pasó del -0,55% al -0,53%.

En el mercado de materias primas, comportamiento mixto en el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 0,56%, hasta los 43,18 dólares al cierre de las Bolsas del Viejo Continente. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía plano a las puertas de los 40 dólares.

Mientras, el precio de la onza de oro avanzaba un 1,40%, para situarse en los 1.970 dólares. La plata ganaba aún más: un 4%.