Pantallas de la Bolsa de Madrid / efe

El Ibex-35 reacciona con números verdes a la subida de tipos

La banca, favorecida por el movimiento del BCE, se convierte en el principal impulso del selectivo español

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 cerró la sesión de este jueves con una subida del 0,78%, para dar un último cambio en los 7.916,80 enteros. De esta manera respondió el indicador a la mayor subida de los tipos de interés efectuada por el Banco Central Europeo en sus veinte años de historia: la institución que preside Christine Lagarde decidió elevar el precio del dinero en 75 puntos básicos, hasta situarlo en el 1,25%, con el objetivo de domar la inflación, y pese a las advertencias sobre la salud económica. Con el último movimiento del Eurobanco, la tasa oficial del euro se sitúa en su nivel más alto desde el año 2011.

Las instituciones monetarias prefieren en estas circunstancias sacrificar el crecimiento económico y tratar de reducir las expectativas sobre la evolución de los precios. Las previsiones económicas se han oscurecido. Carlos del Campo, miembro del departamento de inversiones de Diaphanum, sintetiza cómo el BCE ha revisado al alza la inflación de 2023 con un 50% menos de crecimiento frente a lo estimado en junio, lo que es consistente, a juicio de este experto, con una recesión técnica a principios de 2023 o incluso a finales de este mismo ejercicio.

El grueso de los indicadores europeos también se inclinaron del lado de los números verdes. Así, el Ftse Mib de Milán avanzó un 0,88%, mientras que el PSI-20 de Lisboa ganó cerca de medio punto porcentual y el Cac 40 francés, un 0,33%. La excepción fue el Dax alemán, que se dejó cerca de un 0,10%.

Los bancos fueron los que mayor impulso prestaron al selectivo doméstico, ya que el incremento del precio del dinero es positivo para sus márgenes, sobre todo para los que tienen mayor volumen de negocio en España y en el segmento hipotecario. Así, Bankinter fue el más rentable, con una revalorización del 6,57%. CaixaBank también se anotó más de un 6%. Sabadell, por su parte, avanzó un 5,58%.

BBVA y Santander, más internacionalizados, registraron ascensos más discretos, con ganancias de un 3% y de un 2,77%, respectivamente.

Entre los valores más alcistas se colaron Solaria (4,74%), Grifols (3,94%) y Rovi (2,99%).

En negativo, Telefónica, Aena y Red Eléctrica fueron los peores, con recortes superiores a los dos puntos porcentuales.

En el mercado de divisas, la subida de los tipos de interés no llevó consigo una recuperación del euro, que se mantenía por debajo del nivel de la paridad con respecto al billete verde.

La prima de riesgo de España se estrechó un 1,5%, hasta situarse en los 112 puntos básicos al término de la negociación en la Bolsa.

En el mercado de materias primas, subidas para el crudo. Tanto el barril de Brent como el de West Texas subían un 1,12% y un 1,88%, respectivamente, al cierre de la sesión europea. Y también rebotaba el precio del gas: en concreto, se anotaba un 2,4%. El precio de la onza de oro, por su parte, recortaba un 0,6%, hasta los 1.705 dólares.

En el otro lado del Atlántico, una hora después del cierre de las Bolsas europeas, los indicadores se movían a la baja. El Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq se dejaban entre un 0,4% y un 0,6%.