Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex salva los 8.700 puntos del lastre de Inditex y las turísticas

Los inversores reaccionan de forma tibia a los resultados de Banco Santander y esperan la reunión del jueves del BCE

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Jornada de más a menos para la Bolsa española, que trunca el rebote de las dos últimas sesiones con una ligera caída del 0,15% al cierre que dejan al indicador en los 8.713 puntos. El protagonista absoluto de la jornada ha sido Banco Santander, tras presentar un beneficio de 8.124 millones de euros en el pasado ejercicio.

Unas cuentas que han contado con el aval de los analistas pero que han tenido una acogida tibia en el mercado, con un alza de apenas el 0,3% en los títulos de la entidad.

No obstante, ha sido Inditex el valor que más ha lastrado al indicador, con una caída del 2,2%, seguido de los valores turísticos, con pérdidas de más del 2% para Meliá y Amadeus y del entorno del 1,5% para IAG y Aena.

La 'flojera' que presentaba Wall Street en la apertura tampoco ha ayudado a consolidar las subidas en las Bolsas europeas. Y eso que los inversores contaban con las buenas noticias empresariales llegadas desde el otro lado del Atlántico con Alphabet repuntando más de un 7,5% en el parqué.

La matriz de Google batió las previsiones de los analistas, tanto en beneficios como en ingresos, destacando el crecimiento «continuo» en su negocio de publicidad. Además, ha anunciado que llevará a cabo un 'split' (desdoblamiento de acciones', dividendo cada una de las actuales en 20 nuevas, lo que hará más accesible la compraventa de sus títulos.

Pero ni por esas. Los operadores han decidido extremar la prudencia a la espera de las reuniones de mañana del Banco de Inglaterra y del Banco Central Europeo (BCE), de los que se esperan nuevas pistas en torno al proceso de retirada de estímulos.

Atentos al petróleo

El mercado también ha seguido muy de cerca la evolución de los precios del petróleo tras la nueva reunión de la OPEP+. Tras rebasar los 90 dólares esta semana, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, se mantiene en 89,5 dólares, mientras que el West Texas estadounidense ronda ya los 88,5 dólares.

Finalmente, los países miembros han acordado seguir adelante con el incremento gradual de la oferta de crudo en 400.000 barriles diarios para marzo de 2022, tal y como contemplaba la hoja de ruta pactada en julio del año pasado. «El mayor problema actual para lograr el equilibrio entre oferta y demanda en el mercado, y evitar que siga subiendo el precio del crudo, es que muchos países de la alianza no están siendo capaces de alcanzar las cuotas de producción que les han sido asignadas», indican desde Link Securities.