Interior de la Bolsa de Madrid. / bme

El Ibex consolida los 8.900 puntos con el impulso de Naturgy

El selectivo flojea con la caída de BBVA y limita su subida al 0,5% al cierre hasta los 8.925 puntos

CLARA ALBA

Sesión de menos a más... y otra vez a menos. El Ibex-35 ha despedido la sesión con avances del 0,5% hasta los 8.925 puntos, gracias al tirón de la cotización de Naturgy, que se dispara un 4,6% por encima de los 24 euros por acción tras conocerse que IFM entrará en su capital con un 10,8%, muy por debajo del 17% que esperaba alcanzar con su opa.

Los inversores también han centrado sus compras en el sector energético en una sesión en la que el Gobierno ha llevado al Congreso el decreto-ley por el que se aplicaba un recorte de ingresos a las eléctricas para amortiguar la subida de la luz. El Ejecutivo ha abierto la puerta a suavizar el recorte y los títulos de valores como Endesa despuntan con subidas de más del 2%, mientras que los de Iberdrola suben más de un 1%.

ArcelorMittal ha sido otro de los valores más alcistas con subidas del 3%, igual que IAG (+3,16%). Unas compras animadas también por una fuerte apertura en Wall Street, donde los gigantes bancarios como Wells Fargo, Bank of America o Morgan Stanley han dejado sorpresas muy positivas en la nueva ronda de resultados trimestrales.

Pese a todo, los avances en el parqué nacional podrían haber sido superiores, de no ser por el giro bajista experimentado por algunos grandes valores Telefónica, que cede un 0,64%, o BBVA, que despide la sesión con caídas del 0,9% afectado por la caída de la lira turca, país en el que la entidad tiene exposición a través de su filial Garanti, después de que Erdogan haya cesado a tres miembros del banco central del país.

Sin embargo, ha sido Siemens Gamesa el valor que lidera las pérdidas con una caída de más del 1,95% después de que los analistas de Citigroup hayan recortado el precio objetivo de la compañía de 26,5 euros a 22,5 euros por acción.

Atentos a la inflación

A pesar del rebote, los expertos recomiendan prudencia ante la evidencia de que las tensiones inflacionistas siguen muy presentes en el parqué. De hecho, el mercado ya da por hecho que la Reserva Federal estadounidense (Fed) comenzará a reducir sus compras de deuda (el proceso denominado 'tapering') a mediados de noviembre o, como mucho, diciembre.

Así lo reflejaron el miércoles las actas de su última reunión, en la que el organismo comandado por Jerome Powell evidenció cierta preocupación en torno a si la inflación sería más permanente de lo anticipado en un primer momento.

Precisamente, el miércoles se conoció que el IPC de EE UU se situó en el 5,4% en septiembre. Y este jueves se ha publicado que el indicador subió un 0,7% interanual en China. Aunque esa cifra es moderada, sí se ha notado algo más de preocupación tras la publicación del índice de precios de producción, que superó en septiembre el 10% hasta su nivel más elevado en más de 25 años.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo mantiene las subidas, con el barril de Brent cotizando ya cerca de los 84 dólares, mientras que el West Texas supera los 81 dólares. Los títulos de Repsol también se sitúan entre los más alcistas de la jornada, con avances de más del 1%, al calor de esta subida del crudo.