Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex consolida los 8.100 puntos de la mano de 'utilities' y Santander

Los inversores se enfrentan a una semana de nuevas referencias en torno a la inflación y la evolución del consumo

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Las Bolsas europeas mantienen, aunque de forma más moderada, el buen tono de la pasada semana, en la que los principales índices lograron superar importantes resistencias. El Ibex-35 aceleró al cierre para subir un 0,8% y situarse en los 8.166 puntos.

Al cierre de la sesión las mayores subidas las registraron Grifols (+4,40%), Red Eléctrica (+2,45%), Naturgy (+2,34%), Enagás (+2,14%), IAG (+1,98%), Rovi (+1,90%), Santander (+1,76%) y Sacyr (+1,68%).

Por el lado contrario, han cerrado en negativo Acciona Energía (-1,89%), Cellnex (-1,58%), Merlin (-1,09%), Colonial (-0,93%), Meliá (-0,79%), Solaria (-0,75%), Acciona (-0,48%), Amadeus (-0,45%) y ACS (-0,15%).

Los inversores siguen también muy pendientes de la evolución de los precios del petróleo y, tras las fuertes subidas registradas la pasada semana, el barril de Brent (de referencia en Europa) se moderaba hasta los 95,41 dólares, mientras que el West Texas estadounidense rondaba los 88,27 dólares.

Los analistas esperan que los movimientos sean algo más pronunciados en las próximas jornadas, una vez que se conozcan referencias más importantes, como la inflación en la zona euro o el índice de precios de la producción (IPP) en EE UU, así como algunos índices regionales que miden la actividad manufacturera.

Todo en un contexto en el que la temporada de resultados empresariales ha llegado prácticamente a su fin. Pero cuidado. Esta semana se conocerán las cuentas de importantes firmas minoristas, un sector clave para la economía estadounidense, donde el consumo tiene un gran peso sobre el PIB.

Firmas como Home Depot, Lowe's, Walmart, Target y Macy's rendirán cuentas a un mercado que, más allá de los números, estará especialmente atento a lo que digan los directivos de estas compañías sobre la inminente cammpaña de compras navideñas, donde se juegan gran parte de sus resultados anuales.