La extrema volatilidad de las criptomonedas golpea a los grandes inversores

El rebote del viernes no basta para compensarlas pérdidas millonarias, que en la última semana han amenazado con el colapso del mercado

Clara Alba
CLARA ALBA

Más de 200.000 millones de dólares de pérdidas en solo 24 horas tras el pánico a la muerte de Terra Luna, una de las 'stablecoins' más conocidas, criptomonedas que pretenden mantener su cotización estable frente a algún activo de referencia. Un valor que se ha reducido a la mitad respecto a máximos de hace apenas seis meses. Los inversores en criptoactivos empiezan a asumir la correlación que esta clase de productos tienen con los mercados de renta variable y, por tanto, con la huida del riesgo que estos días ha condicionado al mercado. «Entre la inflación y la tensión geopolítica, el panorama macro no podría ser peor para los activos de riesgo», dice Alejandro Zala, responsable de la firma Bitpanda en España.

Es cierto que las monedas virtuales recuperaron este viernes buena parte del terreno perdido la sesión anterior. En concreto, unos 170.000 millones de dólares con una revalorización media del 15% para el conjunto de este mercado. Pero ni el bitcóin logra consolidar los 30.000 dólares, ni tampoco ese rebote es suficiente para alejar las dudas que se ciernen sobre este mercado en el que muchos minoristas entraron el año pasado alentados por la expectativa de jugosas rentabilidades que estos días se han traducido en pérdidas importantes.

Tampoco se libran grandes inversores y empresas. Sin ir más lejos, los 1.500 millones de dólares que Tesla invirtió en bitcóin hace poco más de un año valen hoy unos 200 millones de euros menos, según datos de la plataforma Bitcoin Treasuries.

El gigante de los videojuegos Nexon también apostó por una inversión de 100 millones, pero que ahora apenas supera los 50. Y es que pese al rebote este viernes, el bitcóin todavía pierde más de un 20% en las últimas siete jornadas. Y ya van seis semanas seguidas de cierre bajista. «Es la primera vez en ocho años que se registra una tendencia como esta», alerta Zala.

Este experto apunta que el valor del mercado de criptomonedas ha caído un 60% desde sus máximos de noviembre de 2021, cuando su capitalización rondaba los 2,7 billones de dólares. Ahora no supera los 1,5 billones. Es decir, se ha esfumado el valor equivalente a la economía española, en términos de PIB.