La Bolsa de Madrid / EFE

Las empresas del Ibex-35 no habrán recuperado sus beneficios ni en 2022

Las ganancias por acción del selectivo doméstico todavía estarán por debajo de los niveles de 2019 dentro de dos años, según Bankinter, que da un potencial al indicador de apenas un 2% o un 3%

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

Las cicatrices que dejará la pandemia en la economía serán muy duraderas. Los beneficios por acción del Ibex-35 no van a regresar a los niveles de 2019 ni siquiera en el año 2022, de acuerdo con los analistas de Bankinter. «La española es una Bolsa cuya recuperación de beneficios es más lenta que en las demás», asegura Ramón Forcada, su jefe de análisis, quien va más allá: de acuerdo con sus cálculos, el Ibex-35 será el único índice que en 2022 no habrá recuperado los niveles pre-pandemia. «El beneficio en el año 2022 no será el del año 2019. Tiene sentido que el selectivo español vaya retrasado. Lo que sorprende es que en noviembre haya pegado un subidón del 25%», añade Forcada.

De acuerdo con las previsiones de Bankinter, los resultados de las empresas estadounidenses habrán recuperado los niveles de 2019 ya en 2021, algo que también sucederá en Japón. En el conjunto del Viejo Continente, las ganancias corporativas aún estarán algo por debajo de las cifras pre-pandemia, pero España será uno de los países europeos más rezagados.

Por esta razón, el potencial que Bankinter le da al Ibex-35 es de apenas entre un 2% y un 3%, hasta niveles que rondan los 8.350 puntos. Este recorrido alcista contrasta con el que el equipo de análisis calcula para el S&P 500, que ronda el 13%; para el Eurostoxx 50, que tiene un potencial del 11,8%; o para el Nikkei de Tokio (7%).

El escaso retorno esperado para el selectivo español obedece, no sólo a la lenta recuperación de los beneficios, sino también a la fuerte subida registrada en noviembre, que fue el mejor mes para el Ibex-35 de la historia, con una revalorización del 25%. De ahí que la recomendación de Bankinter sobre el selectivo sea neutral, si bien ve algunas oportunidades en compañías concretas, como Inditex, Aena, Iberdrola, Ferrovial, FCC, Sacyr, IAG, Unicaja o Acerinox, CAF y ArcelorMittal.

En cuanto a la deuda soberana, Forcada considera que los tipos de interés van a mantenerse en el entorno del 0%: «La discusión está en si van a estar un poquito positivos o un poquito negativos». A juicio de Forcada, los bonos soberanos de mayor calidad (como los alemanes o los austriacos) van a cotizar con tires negativas entre el -0,5% y el -0,9% (ahora el bono alemán renta un -0,60%), para a cambio conservar las rentabilidades de los bonos de algo menor calidad, como los italianos, portugueses, españoles y griegos, en el entorno del 0%. «Los costes de financiación van a seguir siendo irrelevantes», asegura Forcada.

Para las divisas, Bankinter considera que el euro va a ser la moneda fuerte del mundo durante el año 2021 y Forcada ve el tipo de cambio situado en niveles de entre 1,25 y 1,27 dólares por euro con vistas a los años 2021 y 2022. La debilidad del dólar se explica, entre otras razones, por el mayor gasto público de Estados Unidos y por la llegada de una Administración Demócrata a la Casa Blanca.