El euríbor supera la barrera del 2% tras la subida de tipos del BCE

Si se mantiene esta tendencia, la cuota de una hipoteca media subirá 170 euros al mes después de que Fráncfort decidiera elevar ayer los intereses otros 0,75 puntos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La primera reacción del euríbor tras la decisión tomada por el Banco Central Europeo (BCE) de subir los tipos de interés para atajar la inflación ha disparado de nuevo al indicador hipotecario hasta por encima del 2% este viernes. Hacía más de una década en la que este índice no se situaba en este entorno. Y la consecuencia práctica vuelve a ser un previsible incremento de las cuotas hipotecarias para quienes vayan a revisar su préstamo este mes.

En cuanto a la media mensual de septiembre, con solo seis días cotizados se queda momentáneamente en el 1,9% aunque terminará el mes probablemente con una media cercana al 2% lo que supondrá un importante palazo para quienes les toque revisar ya que partirán de valores muy bajos.

La primera consecuencia de la subida de tipos aplicada desde ayer por el BCE será una cuota hipotecaria más cara que hasta ahora. Esta evolución provocará que la cuota mensual de una hipoteca media (145.000 euros a 24 años con un diferencial de un punto sobre el euríbor) pase de unos 535 euros hasta los 705 euros en la próxima revisión. Es decir, 170 euros al mes. Al año supondrá un gasto extraordinario por familia de 2.040 euros. En el caso de quienes estén hipotecados con un tipo fijo, se libran de cualquier cambio: seguirán pagando la misma cuota que tenían contratada. La ventaja de esta modalidad es que amortigua las épocas de subidas de tipos, aunque no se beneficia de años en los que los intereses estén bajos, como ha ocurrido en la última década.

Ya en agosto, el euríbor cerró en el 1,2%, rompiendo todos los récord. Se trata de la mayor referencia de este indicador interbancario precisamente desde el verano de 2012, hace ahora 10 años. Para colmo, no solo se dio la vuelta sino que el cambio experimentado le llevó a pasar del -0,5% del pasado diciembre al 1,2% actual.

A lo largo del mes de agosto, la evolución del euríbor ha sido ascendente. Este miércoles registraba una tasa superior al 1,7%, por lo que las perspectivas para septiembre no son nada halagüeñas. El mercado no descarta que supere el 2% en poco tiempo.

Conscientes de esta realidad que acechaba a los hipotecados, gran parte de quienes han financiado la compra de una vivienda en los últimos meses han optado por las hipotecas a tipo fijo (un 73% del total) frente a las variables (un 27%). El interés medio de las primeras sigue siendo mayor (2,6%) frente a las segundas (un 2%). En cualquier caso, las revisiones que ahora se practican afectan de forma mayoritaria a quienes hace años optaron por las variables, con unos diferenciales que en muchos casos apenas llegaban a los 0,5 puntos sobre el euríbor, una oferta muy distinta a la actual.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha valorado este viernes como «coherente» la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de elevar los tipos de interés en 75 puntos básicos, hasta el 1,25%, al tiempo que ha defendido que España seguirá teniendo un «crecimiento fuerte». «Es (una decisión) coherente con la situación de depreciación del euro que estamos viviendo estos días», ha indicado la vicepresidenta económica a preguntas de los periodistas a su llegada a una reunión informal de ministros europeos de Economía y Finanzas en Praga.

Calviño ha apuntado que el anuncio del BCE era «esperado por los mercados y esperado por todos» y que los ministros escucharán ahora «con atención» las explicaciones de la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

«Todas las previsiones apuntan a la perspectiva de reducción de precios en los próximos meses y todos los organismos prevén que España siga teniendo un crecimiento fuerte por encima de la media de la OCDE, de la UE y de los grandes países de la eurozona», ha expuesto la vicepresidenta, al ser preguntada por el riesgo de recesión para el bloque por el aumento de los tipos.

En este sentido, Calviño se ha mostrado convencida de que la decisión anunciada por el consejo de gobierno del BCE la víspera ha sido el resultado de un «análisis detallado de la situación» por parte del organismo.

La producción industrial sigue en positivo

En este sentido, el Índice General de Producción Industrial (IPI) subió un 1,3% en julio en relación al mismo mes de 2021, tasa 5,3 puntos inferior a la del mes anterior, según ha informado el INE. Con el dato de julio, la producción industrial encadena tres meses consecutivos de tasas positivas.

La producción de la industria energética fue la que más creció en julio, al registrar un repunte interanual del 13,2%. Les siguen los bienes de equipo (+1,6%) y los bienes de consumo duradero, con un avance del 1%. Por contra, la producción de bienes intermedios bajó un 5% interanual en julio y la de los bienes de consumo no duradero se contrajo un 0,7%.

Por ramas de actividad, las que más incrementaron su producción en tasa interanual fueron el suministro de energía, gas, vapor y aire acondicionado (+18%) y la industria del cuero y del calzado (+13,2%). Entre los descensos, los más acusados se registraron en otras industrias extractivas (-31,5%) y en la metalurgia (-13,1%).

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial subió un 5,3% en comparación con julio de 2021, tasa 1,7 puntos inferior a la de junio.

En los siete primeros meses del año la producción industrial se ha incrementado una media del 3,2% (+3,4% en datos desestacionalizados), destacando el repunte en la confección de prendas de vestir (+20,7%) y el descenso en la metalurgia (-6,5%).