Bruselas acuerda combatir el fraude en las criptomonedas

El Parlamento y el Consejo Europeo quieren combatir el fraude y reforzar la seguridad de los consumidores que usan monedas digitales

OLATZ HERNÁNDEZ Corresponsal. Bruselas

La Unión Europea quiere marcar límites en las actividades relacionadas con las criptomonedas. El Parlamento y el Consejo Europeo han llegado esta semana a un acuerdo provisional para crear la primera regulación en este ámbito, que reforzará la protección de los consumidores ante los riesgos asociados a las inversiones de criptoactivos y posibles fraudes. La norma deberá lograr la luz verde de la Eurocámara y de los Veintisiete.

El objetivo no es otro que acabar con falta de transparencia que impera en el mercado de las monedas digitales, imponiendo un marco legal claro y sentar las bases para otros países e instituciones que quieren legislar en este ámbito. El reglamento que se ha negociado en el seno de la UE obliga a los proveedores de servicios de criptomonedas a identificar al emisor y beneficiario de cada transacción, un requisito que se aplica a las operaciones convencionales y que mejorará la trazabilidad del dinero.

La nueva norma se aplicará a cualquier movimiento, independientemente de su volumen. Los Veintisiete quieren marcar, de este modo, unos estándares más rigurosos en estas inversiones, de modo que se pueda proteger mejor a los consumidores ante abusos como la manipulación del mercado y las operaciones con información privilegiada.

Para lograrlo, las autoridades comunitarias establecerán controles adicionales a los proveedores de ese tipo de servicios de terceros países, considerados de alto riesgo por la UE en materia de blanqueo de capitales. Aquellos operadores de criptodivisas que quieran operar en el mercado europeo necesitarán, además, una autorización de las autoridades nacionales. Una vez logrado ese 'pasaporte europeo', estos proveedores deberán responder ante la Autoridad Europea de Valores de Mercados.

Este organismo será también el supervisor único de las 'monedas estables' en ese segmento, criptomonedas diseñadas para disminuir la volatilidad de su precio. La nueva regulación obligará a los emisores de estas monedas a contar con liquidez para proteger a los consumidores.

Seguridad jurídica

La comisaria de Estabilidad Financiera, Mairead McGuinness, destacó que la normativa ayudará a combatir el blanqueo de dinero y la financiación de actividades terroristas. «Esta regulación dará una mayor seguridad jurídica al mercado de los criptoactivos. Espero que otras jurisdicciones sigan este camino y la cooperación internacional continúe en este área», apuntó.

La ley europea obligará también a que los operadores declaren su huella medioambiental. Esa información será recogida por la Comisión Europea, que elaborará un informe sobre el impacto ambiental de los criptoactivos -consumen mucha energía- para introducir estándares de sostenibilidad en el sector.