Un operador en la Bolsa alemana. / afp

Las Bolsas frenan su remontada pendientes del petróleo

El Ibex-35 lidera las caídas en Europa tras la decisión de la OPEP de reducir en dos millones de barriles diarios la producción de petróleo

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

La ventas vuelven a las Bolsas europeas tras dos sesiones de fuertes subidas y el Ibex-35 se deja más de un 1,52% hasta los 7.579 puntos. El selectivo se sitúa en el vagón de cola de los parqués del Viejo Continente tras conocerse que la actividad del sector privado se contrajo en septiembre más de lo esperado.

En concreto, el índice compuesto de gestoras de compra (PMI) bajó hasta los 48,4 puntos, desde los 50,5 puntos de agosto. Es la peor lectura desde principios de año y se sitúa por debajo del límite de 50 que mara la brecha entre expansión y contracción, con una notable reducción de los pedidos.

Pese al peor comportamiento del parqué nacional, el rojo se impuso en todos los mercados con la tensión añadida de la cita clave de la jornada: la reunión de la OPEP+ en la que, finalmente, los países que forman parte de la organización han decidido acometer a partir del próximo mes de noviembre un ajuste histórico en su producción de 2 millones de barriles diarios.

De esta manera, en noviembre bomberarán un total de 41,856 millones de barriles diarios, frente a los 43,856 millones de agosto, mientras que los países ajenos a la organización producirán 16,440 mb/d. Arabia Saudí y Rusia extraerán respectivamente 10,478 millones de barriles de crudo al día, frente a la cuota de 11,004 mb/d pactada anteriormente, lo que implica un ajuste a la baja de 526.000 barriles diarios cada uno.

El anuncio del recorte ha impulsado al alza los precios del barril de petróleo, que en su variedad Brent, de referencia para Europa, escalaba a 93,35 dólares, un 1,69% más, su nivel más alto desde el 21 de septiembre.

Solo Repsol ha cerrado en positivo (+2,58%). Las mayores caídas las han presentado Colonial (-5,18%), Meliá (-5,08%), Grifols (-4,8%), Fluidra (-4,7%), Cellnex (-3,7%) y Merlin (-3,43%).

A todo ello se suma el hecho de que muchos inversores, concretamente, los más cortoplacistas, hayan aprovechado el reciente rebote para recoger beneficios mientras que otros, los más prudentes, estén reduciendo su exposición a los mercados de renta variable.

Así lo consideran desde el departamento de análisis de Link Securities que, en su informe diario, advierten de que la reciente recuperación del mercado no será definitiva. O, al menos, no tanto como para permitir a las bolsas occidentales dejar atrás el actual mercado bajista, «ya que el escenario macroeconómico y geopolítico no invita al optimismo».

En este entorno, aconsejan esperar a que avance la nueva temporada de presentación de resultados trimestrales para sacar conclusiones más realistas sobre cómo puede afectar el actual escenario a las expectativas de las cotizadas.