Trabajadores de JSP durante una movilización celebrada el pasado día 3 de diciembre en la capital grancanaria contra el ERE. / JUAN CARLOS ALONSO

JSP mejora «con miserias» la propuesta de ERE, según critican los trabajadores

Rebaja a 276 los afectados frente a 317 pero sobre una plantilla que se ha reducido. Ofrece 22 días por 13 mensualidades en lugar de 20 por 12 meses

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La dirección de JSP mantuvo ayer un segundo encuentro con los representantes de los trabajadores de esta industria canaria, hoy en concurso de acreedores, para tratar de llegar a un acuerdo sobre el ERE. Sin embargo, las posturas siguen estando muy alejadas y la representación de los trabajadores no acepta las nuevas condiciones al tratarse de «miserias», según apunta el presidente del comité de empresa, Ángel Yánes.

La empresa ha planteado un recorte del número de afectados por el ERE, que baja de 317 a 276 personas. Se trata de 41 personas menos. Sin embargo, los trabajadores aseguran que esa rebaja no es tal, puesto que la plantilla se ha reducido en los últimos meses en 45 personas, pasando de 470 a 425. «No hay un descenso real en el número de personas afectadas por el ERE», indica Yánes. Además, de los 276 trabajadores incluidos en el ERE, un total de 155, el 56%, tienen más de 50 años, algo que el sindicato no está dispuesto a aceptar. «Buscan echar a los más mayores y premiar a las últimas incorporaciones que puso la gente de KPMG. Además, con esta injusticia están condenando a muchas personas que por la edad no van a encontrar trabajo en otro sitio y no se van a recolocar», indica Yánes. Critica que se trata de personas que llevan «toda la vida» trabajando en JSP y contribuyendo a la empresa «y ahora les dicen que no sirven». «No lo vamos a consentir», insiste Yánes, que se muestra dispuesto, al igual que el resto de los representantes de los trabajadores, a no pactar el ERE aunque conlleve la liquidación de la industria.

La empresa también ha mejorado las condiciones de indemnización por despido para los trabajadores afectados por el ERE, aunque para los representantes sindicales el cambio es «mínimo». Según explica Yánes, la mejora pasa por que en lugar de pagar los 20 días por doce mensualidades que contempla el Fogasa serán 22 días por 13 meses. «Eso es prácticamente nada. Es una miseria, no hay mejora», indica.

El 56% de las personas tocadas por el ERE tiene más de 50 años, algo que los sindicatos rechazan

La dirección de JSP volvió a insistir ayer a los representantes sindicales de la necesidad de llegar a un acuerdo sobre el ERE «para salvar la empresa» ya que es una de las exigencias que ha planteado el fondo de inversión que cuenta con el beneplácito de la familia Sánchez. «Nos llaman a la responsabilidad porque dicen que, de lo contrario, la empresa podría ir a liquidación pero los que no son responsables son ellos que han llevado a la empresa a esta situación», indica. «Quieren que nosotros allanemos el camino aceptando lo que nos piden que no beneficia para nada a los trabajadores», critica Yánes.

Desde el comité de empresa de JSP se apunta que lo que debería hacer el administrador concursal que lleva el expediente es emitir un informe al Juzgado para retirar a la familia Sánchez la dirección de la empresa y encargarse él. «Entonces sí que aparecerían los inversores», indica Yánes, quien critica que, desde que se presentó el preconcurso de acreedores hasta la fecha ha habido interés por parte de distintos grupos inversores, pero «siempre el problema era la familia y sus exigencias».

«Ahora están con Hiperion porque es la manera de garantizarse seguir ahí y no han dado opción a otros inversores que, presumimos los trabajadores, han querido quitar a la familia de en medio», manifiesta Yánes.

A la reunión de ayer le seguirá otra el día 20 y una última el 28, cuando debería cerrarse un acuerdo que, por ahora, no está claro. En estos días, los representantes de los trabajadores volverán a insistir al Gobierno de Canarias, al que pedirán una nueva reunión al fin de que actúe y haga cumplir el compromiso que alcanzó con los trabajadores para preservar la empresa y los empleos. «Vamos a exigirle que cumpla lo que dijo», insiste Yánes.