Los registradores emiten más de mil certificados diarios para moratorias de hipotecas y alquileres

Los registros, tanto el de la propiedad, como el mercantil o el de bienes muebles, no solo siguen abiertos durante el estado de alarma sino que están a plena actividad.

ALFONSO TORICES / MADRID

Uno de sus trámites habituales, el registro de la compraventa de viviendas, ha caído casi a cero debido al confinamiento, pero, por contra, tienen una intensa actividad extraordinaria, como es emitir documentos acreditativos de bienes personales para que los más golpeados por la crisis del coronavirus puedan solicitar las moratorias en el pago de hipotecas o alquileres autorizadas por el Gobierno.

Los ciudadanos están s olicitando a los registros de la propiedad más de 1.000 notas simples de índices cada día, que es como se llama al documento que informa sobre qué bienes o derechos están inscritos a nombre de un español en cualquier punto del país, según el vicedecano del Colegio de Registradores de España, José Miguel Tabarés, quien pronostica que este volumen de trámites, que corresponde a los días previos a Semana Santa, los primeros tras la aprobación de los decretos-leyes, se va a multiplicar.

La nota de índices es uno de los certificados que hay que presentar de manera obligatoria, según lo establecido en la reciente regulación legal, para demostrar al banco o al arrendador la situación de «vulnerabilidad económica» derivada del estado de alarma, que a su vez es la condición indispensable para poder acogerse a la posibilidad de aplazar los pagos de la hipoteca de la vivienda familiar o del inmueble de la empresa o para lograr, en su caso, una mora de sus alquileres. Las disposiciones gubernamentales indican que la documentación precisa para obtener estos beneficios debe incluir el certificado registral de los bienes de cada uno de los miembros de la unidad familiar.

Los registradores, para facilitar el distanciamiento social frente al coronavirus y evitar que la población tenga que desplazarse a sus oficinas, ha habilitado un sencillo sistema telemático para obtener estas notas de índices. Basta con pedirlas por correo electrónico al registro de la propiedad donde se tenga inscrita la vivienda habitual o a cualquier otro de la misma ciudad, solicitud en la que hay que incluir fotocopias de los DNI de todos los miembros de la unidad familiar, pues es preciso aportar certificados de bienes de cada uno de ellos. Las direcciones de correo se pueden encontrar en la web registradores.org y el personal de los registros tramitará las peticiones entre las 9:00 y las 14:00 horas, que es su horario de atención al cliente mientras dure el estado de alarma. Tabarés indicó que los solicitantes r ecibirán sus notas de índices de forma gratuita y a vuelta de correo electrónico en un máximo de 24 horas.

Servicio esencial

Todos los registros del país se encuentran en funcionamiento, por ser un servicio esencial a la población, pero han sido reorganizados para poder solventar cualquier trámite o consulta a distancia –teléfono, web o correo electrónico– mientras dure el estado de alarma. La emisión de notas simples de los registros, una de sus principales actividades ordinarias, se ha canalizado hacia la página web. En este área, según explicó Tabarés, d estacan en la actualidad las peticiones de información para la tramitación por parte de las empresas y autónomos de las líneas de prestamos avaladas por el ICO para facilitar liquidez a los negocios paralizados por el confinamiento.

Los registradores aclaran qu e los ciudadanos les pueden hacer llegar la documentación que necesiten registrar por correo postal o por mensajería y recuerdan que el Gobierno, mientras dure el estado de alarma, ha suspendido la caducidad de todos los asientos registrales cuya vigencia esté sujeta a un plazo, como por ejemplo una anotación preventiva, y, en su caso, las prórrogas de los mismos.